La comunicación es una cuestión de salud pública, por @FeSPeriodistas

Francisco Sierra: “La comunicación, no sólo en relación a los medios públicos sino también a los privados, es una cuestión de salud pública y una cuestión de Estado”.

La periodista Lola López Muñoz ha entrevistado para el digital “cxt.es” al catedrático andaluz Francisco Sierra*, estudioso del derecho a la información y uno de los integrantes del Comité de Expertos de RTVE, quien ha desgranado una serie de concepciones sobre la libertad de la comunicación que se hallan muy lejos del discurso que suele escucharse en España sobre este tema.

Hemos hecho una selección de instantes de esa entrevista, aunque recomendamos su lectura total mediante el enlace que se halla al final de esta nota.

“La comunicación, no sólo en relación a los medios públicos sino también a los privados, es una cuestión de salud pública y una cuestión de Estado. Nos jugamos el desarrollo de la industria cultural, el empleo, nuestra visibilidad internacional y nuestra proyección. De ello dependen nuestros imaginarios colectivos y nuestras identidades culturales, y todo eso no puede estar al amparo de manejos gubernamentales. Necesitamos tener una política de Estado y el concurso público es el primer paso para que el máximo órgano de gobierno de la televisión pública surja de un proceso de selección por méritos y no por cuotas de partidos políticos.”

Más:

“Prácticamente no hemos salido del franquismo sociológico y del autoritarismo en el manejo de los medios de comunicación. En España no tenemos un órgano que fiscalice al sector, como el Consejo Superior del Audiovisual francés. Los medios públicos necesitan unos criterios de gobernanza, de organización, de financiación estable y de desarrollo del sector, con independencia de que nos gobierne la derecha o la izquierda. Creo que hubo un avance importante durante el gobierno de Zapatero, pero hemos vuelto en los últimos años al viejo modelo de redacciones paralelas, de gubernamentalización y de falta de proyecto de futuro.”

Y más:

“Ahora que también habrá elecciones europeas, creo que hay que clarificar esto: la tradición jurídica europea es la de servicio público. Aunque hoy en día no hablemos de monopolio como sucedía con la BBC, la RAI italiana o la propia TVE, sí que tendríamos que ir a un modelo mixto liderado por el sector público, porque esta es la garantía de pluralismo. Cuando se hizo la política europea con grandes cineastas como Bertolucci, ya se hablaba de la colonización de las grandes compañías estadounidenses de cine y televisión. Me temo que en Andalucía, donde no tenemos grandes grupos como en Madrid o Cataluña, si no tuviéramos Canal Sur nos estarían relatando las noticias desde fuera. Eso no es muy sensato para la autonomía andaluza.”

Por fin:

“en España no existe una gran conciencia de que para luchar por el resto de derechos y libertades públicas, dependemos del derecho a la comunicación, que es donde se delibera y se participa. Una esfera pública privatizada es una amenaza evidente a la democracia, porque impide debatir de manera proporcional y equilibrada.

Creo que en España hay un déficit democrático en torno a los medios públicos. Prueba de ello es que estemos debatiendo sobre el concurso para la dirección de RTVE en pleno siglo XXI, cuando los países de nuestro entorno han consensuado una política de Estado para los medios públicos que proporciona cierto equilibrio.”

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*