La comunicacíon 2.0 y sus riesgos, por José Manuel Padilla Ruiz (@jmpadillar)

José Manuel Padilla Ruiz. Periodista

La comunicación institucional ha evolucionado mucho en los últimos años. Tanto es así que la comunicación entre el poder y la ciudadanía ya no es indirecta, a través del periodista.

Ahora los propios ciudadanos pueden tener un cauce de comunicación real con sus "líderes de opinión", ya sean políticos, artistas, educadores, famosos, etc.

Pero bajando a la comunicación más cercana, son muchos alcaldes, concejales y cargos políticos intermedios que cuentan con perfiles de redes sociales y esto que es una "oportunidad" puede convertirser en un riesgo.

Es necesario que estos "personajes" diferencien cuáles son sus mensajes "institucionales" de los mensajes "personales".

De este modo, cualquier ciudadano puede tener acceso directo a "interactuar" con el perfil institucional de una alcalde, concejal, consejero o presidente autonómico.

Es decir las redes sociales han permitido que la comuncación institucional se "horizontalice".

Por otra parte, en la comunicación 2.0 cabe hacer una mención de los pilares de la deontología periodística que deben cumplirse siempre: veracidad, objetividad, imparcialidad y voluntad de servicio al ciudadano.

No entiendo aquellos políticos, que actúan en Twitter como auténticos trolls y quedan en evidencia en la red de redes, con guerras intestinas.



Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*