La Comisión Europea, bajo mínimos, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

¿Qué es mejor, que no hablen de uno o que hablen mal?

Habitualmente, agosto es un mes parco en noticias sobre la Unión Europea. Sin embargo, este año los titulares sobre la Comisión Europea (CE) han sido frecuentes:

1. Androulla Vassiliou, comisaria europea de Cultura, se lamentaba amargamente hace unos días. El motivo: en el rescate del Banco de Chipre ha perdido la mitad de sus ahorros, casi medio millón de euros.

Así se expresaba Vassiliou en Twitter:

"No es fácil aceptar que uno pague, con el 47% de sus ahorros, los errores de los demás..." (July 30, 2013)


Comprendo perfectamente a Vassiliou, pero me quedo con algunas dudas: Por una parte, ¿errores de los demás? ¿No tiene nada que ver en esto la Comisión Europea, de la que ella misma forma parte?

Así mismo, es posible preguntarse si Vassiliou, que había trabajado hasta 2008 en el Banco de Chipre, no tenía ni la menor sospecha de los enjuagues del dichoso banco.
2. Olli Rehn, comisario europeo de Economía, más que ser noticia ha sido puesto en la picota por respaldar el informe del FMI que pide una rebaja de los salarios españoles en un 10%.
Naturalmente, las críticas no han tardado en llegar. Cándido Méndez las resume perfectamente: "estamos, incomprensiblemente, ante un ignorante de la situación económica de nuestro país..."


3. Los sueldos -entre 20 y 30.000 € mensuales- y la capacidad de los miembros de la Comisión -los "grandes" de la UE prefieren al portugués Durao Barroso como Presidente de la Comisión- fueron puestos en cuarentena por el profesor José Carlos Díez en "La Sexta noche ".

4. Pero no solo ciertas actuaciones de los miembros de la Comisión han sido puestas en entredicho. Ya se cuestionan -algo no habitual- hasta sus estadísticas:

Según la CE, las llamadas de móvil en nuestro país son más caras que en la mayoría de los países de la UE. Por su parte, las compañías de telefonía han puesto el grito en el cielo y han calificado las estadísticas de la CE de "chapuceras y anticuadas".

Ni quito ni pongo rey, tan solo concluyo que la Comisión Europea está en uno de los puntos más bajos de su historia. Y es una pena porque, según los Tratados, la Comisión es -junto al Parlamento Europeo- la institución que " representa los intereses del conjunto de Europa ".







Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*