La caída del Rey, por José Manuel Padilla Ruiz (@jmpadillar)

size1_73515_aa_rey_1_.jpg

FOTO. CONTEXTO.

La institución de la Monarquía española era una de las más valoradas por los españoles, pero los últimos acontecimientos vividos por distintos miembros del entorno de la Familia Real, hace que la Monarquía Española esté en sus horas más bajas.

El Rey, Juan Carlos sufrió una caída mientras se encontraba de caza de elefantes en Botsuana. Quiso la casualidad que este accidente ocurriera un 14 de abril, día de conmemoración del 81º aniversario de la conmemoración de la II República.

Si ayer mismo fue el monarca el protagonista. Hace unos días, el nieto mayor de los reyes, Felipe de Marichalar, de 13 años de edad, se disparó accidentalmente el pie. Este tipo de accidentes deja de manifiesto que no todos somos iguales. ¿Qué repercusiones legales tendrá este accidente para el tutor legal del menor? Esperemos que se aclare todo y que se depuren responsabilidades.

Por otra parte, el yerno del Rey, Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina, también está salpicado por escándalos, como la supuesta relación del instituto Noos, que hacía "opacos negocios" con el Gobierno de Jaume Matas, en la Comunidad balear.

Sea como fuere, todos estos pequeños "incidentes" son gotas que están llenando el vaso de la paciencia de los españoles. Unos ciudadanos, que no súbditos, que estamos observando cómo la Familia Real sigue manteniendo sus privilegios y sus vidas alejadas de la realidad.Mientras que, los ciudadanos estamos aguantando subidas de impuestos, recortes de servicios básicos y deterioro de la vida pública casi sin poder rechistar.

Ójala que la caída del Rey sea solo una simple anécdota, pero en Francia, el alejamiento en demasía de la Familia Real de la vida de los ciudadanos supuso otra cosa bien distinta...creo que no estamos para esas hierbas. Aquí se puede leer una valiosa reflexión al respecto.


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*