Justicia ¿divina?, por José Manuel Padilla Ruiz (@jmpadillar)

Vaya por delante un "respeto radical" a las creencias de cualquier persona. Ese respeto implica la no injerencia en la vida pública de la fe que cada cuál profese.

Ha aparecido hoy en la prensa, una historia de Carlos Divar, quien hacía valer en sus sentencias sus "creencias religiosas" e incluía "recomendaciones sacramentales" a narcotraficantes y terroristas. 

En otras ocasiones ha sido polémica la "oposición" de algunos cargos públicos a "cumplir y hacer cumplir" determinadas leyes.

Carlos Divar ha sido centro de las críticas por sus presuntos viajes a Marbella (Málaga) a cargo de los contribuyentes .

En definitiva, la Justicia, emana del Pueblo, tal y como dicta nuestra constitución...y las profundas convicciones religiosas de los Magistrados no deben interferir en una justicia, independiente, imparcial y sometida unicamente al imperio de la Ley.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*