Julia Montejo y Eduardo Laporte, escritores todoterreno, por Juan Carlos Portero (@jcporterog)

Los escritores navarros Julia Montejo (Eva desnuda–EDAF) y Eduardo Laporte (Luz de noviembre-Demipage Editorial), ambos residentes en Madrid, participaron el pasado jueves en una mesa redonda organizada por Ámbito Cultural de El Corte Inglés (instalaciones del centro de Callao en Madrid), que giró en torno a los escritores todoterreno, aquellos que aparte de escribir tienen que sacar de la chistera otras actividades para seguir el día a día. La cita, presentada por Begoña Minguito, aportó las líneas de actuación y funcionamiento de estos nuevos escritores, que día a día se ganan el espacio dentro del mundillo editorial.

Julia Montejo, con una base laboral forjada en Estados Unidos, comentó la apuesta, desde el inicio, por las grandes editoriales. "Si crees en tu novela hay que ir con ella a lo más alto". Tras su paso por varios concursos, que le sirvieron de tarjeta de presentación, las ofertas surgieron y las agencias literarias llamaron a su puerta, pero sin olvidar los malos momentos. "Siempre hay que estar preparada para el rechazo. Hay que leer mucho para escribir bien", señaló a propósito del los cursos de escritura creativa que se ofertan. "Hay que sacar de dentro todo lo tuyo, para luego escribir ficción. Desde pequeña ya escribía y desde los 21 años vivo de ella". La escritora navarra mostró su preocupación por las descargas ilegales, pero es consciente de la dificultad de acabar con esta situación. "Nos arruina, pero llegué a pensar: ¡es que quiero que me lean!" Es madre de 4 hijos, profesora universitaria, escribe guiones para varias series y reescribe el primer capítulo de su próxima novela.

Eduardo Laporte apostó por las editoriales independientes, el contacto con el editor y la promoción viral en las redes sociales. Desde su patria chica se decidió por participar en concursos, y gracias a una pequeña cantidad de dinero se trasladó a Madrid, "donde se mueve este mundo". También es partidario de trabajar con una agencia literaria, que “te da respiro y organiza tu agenda”, y de acercarse a los periodistas amigos que puedan facilitarte la labor de promoción. Trabajar como profesor impartiendo cursos online de escritura le sirve como complemento para seguir adelante su carrera. "Dejé de fumar. Ese mismo día me puse a escribir y hasta ahora. No puedo ser periodista y escritor al mismo tiempo, ya lo dijo Jardiel Poncela”. Sobre las plataformas digitales comentó que "colgar los libros en Amazon, me parece un poco cutre, amateur. Es como si un pintor expone en su casa. Hay que buscar otras salidas”. En este momento se ocupa de recopilar una serie de relatos de los cursos que imparte y el mismo editarlos, en un diario autobiográfico, en una novela donde se mete en la piel de una mujer, y negocia la salida en edición de bolsillo de uno de sus libros (Luz de noviembre).

Juan Carlos Portero
@jcporterog

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*