Inicio » Blogs »

Inercia Europea, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

 
En mayo del año pasado, con la (inesperada) llegada de Macron a la Presidencia francesa, una refundación de Europa parecía más cercana. En junio, se anunció que Macron y Merkel habían llegado a un acuerdo para presentar una hoja de ruta para modernizar la UE y la zona euro. Pero era necesario dejar pasar el verano y esperar a las elecciones alemanas de septiembre para reactivar el eje franco-alemán. En septiembre,  los resultados de las elecciones alemanas no fueron los esperados: con el ascenso del ultraderechista  AfD (94 escaños) y tras el batacazo del SPD (perdió 40 escaños), Merkel ha tardado casi seis meses en formar Gobierno: La IV Gran Coalición, una de cuyas prioridades era sin duda la refundación de Europa. 
El 18 de marzo de este año, Merkel visita París y se anuncia que "en los próximos meses Francia y Alemania pactarán una 'hoja de ruta' para Europa".  Pero ahora, además de las divergencias entre París y Berlín, surge otro factor (por no hablar de Trump y de Putin) de inestabilidad: el resultado de las elecciones en Italia, que dieron a dos partidos euroescépticos (la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas) la mayoría de votos. En mayo, dos meses después, Italia no ha sido capaz de formar Gobierno. Nadie sabe, pero todo el mundo teme, cómo puede afectar a la refundación de Europa. En resumen, en cuanto a la refundación europea, un año perdido. Nada tiene de particular que Alberto D´Argenio, corresponsal de La Repubblica en Bruselas hable de inercia, de inmovilismo, de Una Europa ingobernable.