Implantes PIP, por @MilagroMendoza

P. I. P.
Actualmente representa: Rabia, miedo, impotencia, frustración, angustia y en muchos casos culpa.
Estas iniciales arraso como tal tsunami en la vida de muchas mujeres que seguían el ideal de belleza. 
Los zares de la moda, los medios de comunicación, han impuesto por décadas el ideal del cuerpo humano perfecto. La industria de la belleza apostó por nuevas técnicas y productos que mantuvieran el sueño ideal del cuerpo eternamente joven y perfecto. Atrás quedo la època donde las curvas femeninas eran envidiadas para dar paso a cuerpos esqueléticos, para afianzar luego la imagen de grandes bustos y pompi. Al extremo que ahora la "vagina es rejuvenecida". Mujeres que han parido, se realizan la vaginoplastia. Trayendo como consecuencia que la mujer, hasta algunos hombres, sientan inseguridad por su cuerpo. Miedo a mostrar sus cuerpos desnudos, influyendo en la vida de pareja.
Detrás de la inseguridad corporal, en muchos casos se esconde el trastorno dismòrfico corporal, conocido como el de la fealdad imaginaria, sobre un defecto físico real o imaginario que es percibido de manera extrema. Si hay un pequeño defecto físico no justifica la intensa ansiedad que produce.  Siendo la piel, el cabello y la nariz las àreas de principal preocupación, para desplazarse a otras zonas destacadas del cuerpo. 
En el caso de la piel, se enfocaba la ansiedad ante la aparición de arrugas, manchas, acné, vello en el rostro. 
Los pacientes con el  Trastorno dismofico corporal (TDC) definen sus preocupaciones como angustiosas y devastadoras. Estos pacientes desarrollan compulsiones como mirarse constantemente en el espejo, buscando imperfecciones.  Se comparan constantemente con otras personas y necesitan que les reafirmen la existencia del problema, por lo que preguntan a familiares, amigos y médicos.
La medicina estética se nutre de este tipo de pacientes, sin ser atendida su verdadera causa, por lo que se habitúa a la presencia de centros estéticos en busca de la perfección imaginaria. Es muy diferente de la cirugía plàstica reconstructiva, que se dirige a la reconstrucción de daños reales en la persona producto de enfermedades, accidentes o por ser victima de la violencia.
El uso de los implantes mamarios, en glúteos y ahora en la vagina se alimenta de la moda mercantilista. Toda cirugía implica riesgos, y las pacientes suelen ir con expectativas irreales de los resultados que esperan. Es asi como se observa que los padres regalan cirugias de aumento mamario a las adolescentes de 15 años, o a chicas que ya presentan un gran tamaño en su busto. Muchas pacientes son intervenidas por médicos que no son cirujanos plásticos, sino que realizaron un curso de medicina estética, así surgen especialidades inexistentes: obesologia. El año pasado fueron capturados 2 hombres que simulaban ser mèdicos estéticos y colocaban implantes en un apartamento.
Analicemos este caso. ¿En un apartamento? Sin ningún otro personal. Cuando el CICPC allano se encontraban 2 damas para ser operadas sin medir las consecuencias.   
Muchas de las pacientes que solicitaron colocarse prótesis de silicona, realizaron grandes esfuerzos para tales operaciones quirúrgicas. Sus elevados costos les llevo ahorrar y negarse gustos adicionales. Ya que en la gran mayoría de los países, no esta cubierta por los seguros médicos, ya que no representaba el restablecimiento de la salud. Caso contrario de las mujeres con mastectomia por cáncer. Unas cuantas sacrificaron sus relaciones de pareja, lo que llevo al divorcio ante la colocación de tales prótesis. 
Luego de tanto esfuerzo, llego el día del dolor, que para muchas seria su primera operación quirúrgica. Una infección por aquí, un absceso por allá, la incomodidad de la sutura, el vendaje. Y algùn comentario de alguien bien intencionado sugiriéndoles no realizarse estas cirugías. Mientras que otras eran apoyadas por su circulo social inmediato. Y los temores que callaron. A nadie preguntaron.
Esta situación es el caldo de cultivo para la angustia que sienten las pacientes de las prótesis PIP. El retorno de la imagen del cuerpo deforme, la angustia por no saber, el que muchas no quieren o no pueden invertir el mismo tiempo para ahorrar el dinero millonario para operarse; y en esta ocasión, si por riesgos de su salud física. Y en muchas, las recriminaciones que no escucharon. La vergüenza de exponer públicamente que su más apreciado atributo no es natural.
Este nivel de angustia, produce agresividad e irritabilidad en sus familias y en la manera de ellas conducirse. Por ello es importante que estas pacientes reciban el tratamiento psicológico que requieren, que trabajen su valla personal pero en estos momentos que puedan restablecer su salud mental. Los niveles de estres, angustia y rabia junto a la culpa silenciosa no lo soporta una psique.
El insominio
Mal humor
Perdida del apetito
Agresividad
Pensamientos depresivos
Todos son señales o síntomas que la persona requiere ayuda psicòlogica. Es importante el restablecimiento de la tranquilidad emocional, para enfrentar un proceso con una fuerte carga emocional donde se siente burlada por la gran industria de la estética, desarrollando indefensiòn que de continuar podría manifestar en otros cuadros como la crisis de angustia. 
Es el momento en el cual debe apoyarse emocional y psicológicamente, sin reproches ni justificaciones de algún tipo. Es común que su rabia, que deben canalizar de una manera màs positiva la enfoquen en otros, al igual que  la culpa: en especial de las chicas hacia sus padres. Es importante que la familia y las pacientes reciban el apoyo psicológico necesario.
  
Autora

Lic. Milagro Mendoza Colegio de Psicólogos del Edo. Carabobo Nñ 340- FPV Nº 7062. PREVIA CITA GUACARA: Frente a CEQUIGUA Calle Arevalo Gonzalez. 0414-4221867. Martes , Jueves y Sàbado 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*