¿Hay que cerrar Telemadrid? No. Hay que recuperarla para los madrileños, por @salvemostelema

mani_salvemostelemadrid

¿Hay que cerrar Telemadrid? Eso es lo que ahora quieren los mismos que durante años la han exprimido como un limón utilizando la radio televisión pública de Madrid para sus exclusivos intereses partidistas y para trasvasar dinero público a manos privadas: Esperanza Aguirre y su heredero Ignacio González. Usar y tirar. Como un kleenex.

Pero esa misma pregunta también se la hacen muchos madrileños a la vista de la deriva sectaria de la cadena que ha ido perdiendo audiencia a chorros a medida que el prestigio de los informativos de Telemadrid se iba por el sumidero de la manipulación.

Ese sentimiento es el que traslada Stephan Grueso en su blog eldiario.es . Bajo el título de “Adios, Telemadrid. Lo siento, pero han ganado. ¿O tal vez no?” escribe lo siguiente :

A ver si cierran ya Telemadrid…’, es lo que se me ha venido a la cabeza al ver la apertura del informativo del domingo. Creo que hasta lo he dicho en alto. Nunca creí que pronunciara esta frase. Es más, es público y notorio el plan de los malos de destruir servicios públicos en su afán de continuar con el expolio de lo de todos, y los medios públicos forman parte de esto. Por supuesto sustituirán esta tele por otra, supongo que privada e igualmente afín, claro. Hemos llegado a un punto donde Telemadrid hace daño.

Tras hacer un repaso a algunas de las múltiples denuncias hechas estos años por SalvemosTelemadrid, el articulista reflexiona:

“No penséis que cuento esta historia con alegría. Todo lo contrario. Esto lo veo como una derrota, ¿eh?. Hay mucho por lo que luchar. Entre otras cosas medios de comunicación públicos veraces y críticos. Que hagan un periodismo propio de una Democracia, necesario para que haya una democracia. Pero hoy, hemos perdido esta batalla”.

Un pesimismo que en SalvemosTelemadrid, curtidos como estamos desde hace muchos años, no compartimos en absoluto. Y Stephan Grueso nos cede un espacio en su artículo para expresarnos:

Recuperar Telemadrid

“Hay dos formas de actuar con respecto a un castillo desde el que se agrede a los habitantes del valle. Destruirlo completamente o reconquistarlo, detener a los agresores y utilizarlo para defender a los campesinos. Cuando un servicio público funciona mal no es cerrarlo en lo primero que deberíamos pensar.

Puede que lo tengamos claro en Sanidad, Educación o la Policía, esas cosas que deberíamos tener todos aunque no dispongamos de mucho dinero. ¿Pero y las televisiones públicas? Veamos. Si una televisión pública como Telemadrid cerrara, la información local quedaría en manos de los empresarios que pudieran costearse la inversión de montar otra.
En realidad, las televisiones privadas son concesiones públicas puesto que el espectro radioeléctrico es finito.

Y en Madrid resulta que todos los canales de la TDT fueron entregados a un mismo conglomerado ideológico varado en uno de los extremos. De una forma u otra, si no hay tv pública, el derecho a recibir información veraz queda a criterio de unos pocos, sin ninguna obligación concreta y que pueden optar por defender sólo sus intereses pese a utilizar unas ondas públicas. No hay que olvidar que una información plural es esencial para que haya democracia. Y muchas personas tienen en la tele su única fuente de noticias.

Una televisión pública plural y con vocación de objetividad es posible. Es fácil afirmar eso porque ya hemos tenido cosas parecidas y existen en el mundo. Basta cambiar a los gestores en unas elecciones. Puede ser que haya políticos malos gestores de lo público, pero también cabe sospechar que los haya con intereses para que la cosa no funcione y el pueblo del valle pida derribar el castillo. Puede que alguien pretenda el control de la información televisiva a perpetuidad eliminando lo público, si es que en lo privado tiene amigos para siempre.

Lo público puede ser recuperado en unas votaciones y ser gestionado bien. En una televisión autonómica sirviendo de altavoz a todo tipo de demandas democráticas, recorriendo pueblos y barrios, abordando contenidos no “rentables” pero sí necesarios.

En realidad el político que manipula la televisión que le toca gestionar nos ofrece una gran ventaja. Si es capaz de utilizar el dinero público para sus fines particulares a la vista de todos, podemos deducir que en lo que no es tan obvio puede hacer lo mismo. Sólo es el canario que nos avisa de la existencia de grisú. SalvemosTelemadrid”

Que todos tengan claro, empezando por el señor Ignacio González, que nosotros seguiremos peleando por devolver esta televisión a los madrileños. Sus exclusivos y legítimos propietarios. Porque creemos firmemente que sin un servicio público de información plural, veraz, independiente y gestionado con criterios de racionalidad y control democrático, la democracia está algo más que coja.

Articulo relacionado:

eldiario.es:  Adios, Telemadrid. Lo siento, pero han ganado. ¿O tal vez no?

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*