Gracias, René, por Raquel Pardo Zamora @Raqueliquida

null

Hace ya casi un año que coincidí con René Barbier en una feria y me prometió que me enviaría el libro de su bodega, lleno de recuerdos y fotos que son un testimonio cercano sobre cómo el Priorato, de ser una región deprimida, pasó a convertirse en una de las zonas vinícolas más apreciadas por los bebedores de vino (y los críticos, y las revistas). Cuando René empezó ahí, junto con Álvaro Palacios o Daphne Glorian o José Luis Pérez, a todos los llamaban locos. Hoy muchos quieren ser como ellos.

Después de nuestro encuentro el libro no llegaba y pensé que lo había olvidado, pero creo que volvió a recordarlo cuando nos encontramos hace unos días en Madrid, él venía a recoger un premio por su Espectacle y yo iba a ver quiénes eran los premiados…

Hoy ha llegado el libro, y una sonrisa se ha dibujado en mis labios. Tengo mucho cariño a René, es un tipo muy especial y sus vinos son muy parecidos a él, difíciles, tímidos al principio, que necesitan tiempo, paciencia, pero grandes después, cuando la cercanía y el tiempo han hecho su trabajo.

Gracias René, por el libro, y gracias por acordarte y reírte conmigo de vez en cuando.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*