Generación childrenfree ¿obligación o elección?, por Natalia Laura Méndez Villa (@Hipatalia)

Últimamente, y cada vez más, ¡incluso en la revista Time!, oímos aquello de "Generación Childrenfree": artículos de las famosas que han elegido ese tipo de vida, casos de mujeres trabajadoras que anteponen su trabajo a su maternidad, la natalidad ha bajado x puntos por la moda de no tener hijos... pero ¿siempre es tan bonito como nos lo pintan? ¿de verdad todas aquellas mujeres que no son o han sido madres ha sido porque no quieren?


Creo que deberíamos empezar aclarando que la Generación childrenfree no es otra cosa que aquellas mujeres que, por el motivo que sea, han decidido no ser madres. En cosa de un año rara es la revista de moda, corazón o "Celebritys"que no ha publicado un artículo, por escueto que sea, acerca de este tema. Pero creo que deberiamos detenernos un poco más en el asunto y no solo ver que Eva Mendes o Cameron Diaz son felices por no ser madres.


Para empezar y como punto primordial, si vivimos en una sociedad tan avanzada e igualitaria entre géneros ¿por qué solo las mujeres son las que protagonizan artículos de por qué no han querido ser madres?. Todavía no he visto ninguna revista/periódico/web que analice por qué George Cloony, Steve Martin o Christopher Walken no han querido ser padres. La respuesta que sé que todo el mundo dirá al ver esto, o al menos pensará, es que es culpa del famoso Reloj Biológico femenino. Pero si hemos sido y somos capaces de acallar muchas de las necesidades o instintos biológicos ¿por qué sigue siendo noticia que las mujeres seamos capaces de no sentir, o que la alarma suene tan bajito que la ignoremos? Un hombre de cincuenta y tantos atractivo soltero sin hijos es un Soltero de Oro o un vividor, en el mejor sentido de la palabra; pero una mujer de más de cincuenta soltera y sin hijos sigue siendo la solterona, la que acabará amargada, sola y rodeada de gatos en su casa. Y un hombre sin hijos es un danddy, un enamorado de su trabajo, ¡un fuera de serie!, pero lo que oímos de una mujer sin hijos es: ¿einnn? ¿sin hijos? ¿tendrá problemas reproductivos? Claro como no tiene pareja...pobrecita. Injusto. Pero las mujeres no tendríamos la piel tan curtida si no fuese por todas esas incongruencias que siguen purulando por la sociedad.


Así pues, deberíamos dejar las necedades sociales de lado. El problema es que nosotras mismas las seguimos alimentando. Cuando a una mujer la preguntan por qué ha decidido no ser madre la respuesta oscila entre la carrera profesional, la falta de pareja, la edad... ¿Y un simple "por que no quiero"? qué liberador, para ella y para todas aquellas que se lo callan, sería poder decir "no quiero tener hijos, el famoso reloj del que todas hablan a mi ni se me ha formado, y tengo el mismo derecho de no quererlos como de las que son madres". Si ha Angelina Jolie, Isabel Gemio o a mi vecina de al lado nadie la ha preguntado por qué ha decidido ser madre o por qué tiene hijos, por qué a Maribel Verdú o Renée Zellweger sí que la han preguntado por qué no tienen hijos.


Pero todas estas opciones son muy bonitas vistas desde las decenas de millones de dólares en las cartillas de las actrices holliwoodienses, pero ¿y en la vida real?. La sociedad de "a pie"aun presiona más para que las mujeres alcancemos el cliché de estudiar, trabajar, emparejarnos y tener hijos. Ninguno de los pasos se cuestiona; ha de ser así. Pero las "nuevas generaciones" nos hemos plantado y hemos dicho ¿Y por qué? ¿por qué gastarme un dinero en un niño cuando puedo gastarmelo en una vida alucinante? Porque Madonna se puede permitir una vida increíble para ella, sus hijos y medio Madrid, pero no es el caso de un español medio que durante los años de crianza de sus descendientes tiene que rechazar a caprichos, vacaciones o trabajos soñados por las ataduras que supone un niño, y por el gasto que suponen.


En una época en la que la sanidad tiende a ser privada, la educación solo para adinerados y los padres ausentes de sus casas para poder llevar un plato mediocre de comida a casa ¿es racional y justo tener hijos? Porque cuando decidimos tener un hijo no está todo hecho al tomar la decisión, en ese momento llegan las complicaciones ¡y qué complicaciones! Considerando el tener solo un hijo ya nos ponemos ante gastos médicos, de medicinas, de guarderías (que cada día tienen precios más astronómicos), colegios (que en Madrid al menos los públicos están en peligro de extinción), institutos y la universidad (para aquellos quieran y lleguen y tengan suerte de tener unos padres con más de 1500€ en el bolsillo para una matrícula normal). Y por el camino, además, impositivos sociales como móviles, ropa de marca, juguetes electrónicos varios, pagas por no hacer nada, salidas o ocio que tiene que disfrutar con los amigos porque los padres se están deslomando entre 8 y 10 horas diarias por un sueldo que no llega a mileurista.


Así que la pregunta, en la España de hoy en día, como en algún que otro país, no debería ser ¿por qué no has tenido hijos? (que dicho sea de paso mi madre a mi me enseñó que hacer ese tipo de preguntas es de mala educación) sino ¿Te puedes permitir tener un hijo?


Dejemos de preocuparnos por famosas que deciden no ser madres y de sus causas, avancemos y alejemonos del machismo de "mujeres que no quieren tener hijos, el por qué de esta minoría que está haciendo descender la natalidad del planeta". Las mujeres hemos conseguido llegar a ser algo más que incubadoras y mantenedoras de la especie. Centremonos en la vida, en la de cada uno, en como queremos vivirla, en si queremos procrearla, en si lo haríamos bien si decidimos que si, y en vivir sin tonterias por dios!

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*