El fútbol inglés se sincera sobre salud mental en los documentales 'Royal Team Talk' y 'State of Play'

Foto: Pixabay//Dominio público

En las últimas semanas han visto la luz en Inglaterra dos documentales similares que tienen en común un objetivo claro: terminar con el tabú sobre la enfermedad mental, especialmente en los hombres. El país británico ha puesto en la agenda mediática la necesidad de hablar de los problemas que generan los convencionalismos que existen en torno a la idea de ser hombre, de la “masculinidad tóxica”.  Y para ello, varios medios de comunicación, en colaboración con asociaciones dedicadas a la salud mental, han echado mano de uno de los mayores símbolos de esa masculinidad mal entendida: el fútbol.< La BBC es la responsable del documental “Royal Team Talk”, que reúne a varios futbolistas y exfutbolistas de élite que hablan abiertamente sobre las dificultades emocionales y los prejuicios a los que se han enfrentado a lo largo de su carrera. Junto a ellos se encuentra el Príncipe Guillermo de Inglaterra, muy comprometido en los últimos años con una campaña de promoción a nivel nacional que intenta que se hable con naturalidad sobre salud mental. Él mismo habla sobre su experiencia, producida por el hecho de haber vivido una experiencia tan dolorosa como fue la pérdida de su madre, en las circunstancias en las que se produjo, con apenas 15 años. 

El Príncipe Guillermo, que es presidente de la Football Association (FA), habla de la gran importancia que puede tener para muchísimos hombres ver cómo figuras a las que admiran o que ocupan posiciones de liderazgo y poder, son capaces de hablar abiertamente sobre sus sentimientos sin que eso sea visto como un síntoma de debilidad, sino todo lo contrario.

El exfutbolista francés Thierry Henry señala en el documental la falta de educación sobre temas de salud mental, de manera que ni siquiera somos capaces de reconocer que hay un problema. Es lo que le sucedió al jugador Danny Rose tras sufrir su primera lesión grave; fue gracias a los servicios médicos de su equipo que le fue diagnosticada una depresión, pero, pese a encontrar ayuda por un lado también se tuvo que enfrentar al estigma de la enfermedad por otro. El futbolista cuenta cómo, al ir a fichar por un nuevo equipo, le dijeron que querían entrevistarse con él “para asegurarse de que no estaba loco”.Peter Crouch, muy conocido en el fútbol inglés, habla de cómo tuvo que hacer frente a las críticas y las burlas de aficionados y prensa por su apariencia física. El actual seleccionador de Inglaterra, Gareth Southgate, explica que, pese a haber jugado más de 700 partidos de fútbol, siempre será recordado como “ese tipo que falló el penalti de la Eurocopa de Inglaterra 1996”. Por ese penalti fallado, que supuso la eliminación de la selección inglesa en semifinales, se vio sometido a una brutal campaña de acoso y derribo, con decenas de periodistas apostados a las puertas de su casa durante días.

Los medios de comunicación tienen un gran peso a la hora de construir este tipo de situaciones que pueden llevar a los futbolistas al límite. Frente a las voces que argumentan que eso “forma parte del sueldo”, empiezan a oírse aquellas que se preocupan por el ser humano que está detrás de ese futbolista de élite que, en muchas ocasiones, parece que no es más que una máquina de hacer dinero. 

Foto: Дмитрий Журавель//CC BY-SA 3.0

En ese sentido se expresa Gareth Bale en el documental de BT Sports Films “State of Play”. El todavía jugador del Real Madrid, aunque según las predicciones de Oddschecker probablemente dejará de serlo en breve, conoce como nadie lo que es sentir presión. El galés no ha dado el resultado esperado y ha recibido críticas de aficionados, prensa y hasta se supone que de su propio entrenador, Zinedine Zidane. No solo no es querido, sino que se lo están recordando constantemente. 

Es normal que Bale hable de cómo los futbolistas de élite tienen que enfrentarse a las críticas, muy a menudo más allá de lo deportivo, de manera habitual. En la entrevista con el periodista y escritor Michael Calvin, el galés afirma que hoy en día los jugadores son robots, y que “es como si perdieras el control de tu vida”. Unas declaraciones, por cierto, que le han valido críticas feroces de algunos periodistas. 

En España, el caso más significativo de un futbolista de alto nivel que tiene que enfrentarse a problemas de salud mental -sobre todo por los pocos que se hacen públicos- es el de Andrés Iniesta. El ex jugador del FC Barcelona se sinceró en el programa “Salvados” de Jordi Évole. El tema surgió como parte de una entrevista y no, a diferencia de los documentales que se acaban de lanzar en Inglaterra, como un reportaje dedicado exclusivamente a hablar de salud mental. Pero, desde luego, tuvo una gran repercusión y sirvió para que se hablase de manera natural de un problema que afecta a millones de hombres en todo el mundo. 

https://www.youtube.com/watch?v=sbdcXDHamjg

Acerca de @Periodisticos 7606 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*