Fotoperiodismo: Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid, por @ElMetronauta

La Plaza de Toros de Las Ventas del Espíritu Santo de Madrid (y su museo taurino, donde reposan las ropas sangrientas de toreros muertos como Manolete y Yiyo, las armas de matar a los nobles animales encerrados en un ruedo desde el que se oye hasta el respirar de los brutales aficionados y pazguatos turistas, así que el toro no sólo sufre el dolor físico sino el acoso bárbaro de los vociferantes que quieren su sangre, lo mismo que el diestro o siniestro vestido con traje de luces y sombras que se caga al ver al morlaco frente a él mientras unos tipos que pagan por la muerte le gritan o susurran bestialidades). Yo he ido a muchas corridas hace años a hacer fotos de prensa y os juro que he oído llorar y gritar de terror a las pobres bestias cuando se enfrentan con las puyas del picador o las banderillas del cuadrillero de turno, por no decir lo que es verle vomitar sangre al malclavarse el estoque del matador hasta que le meten la puntilla final y le cortan partes de su cuerpo mientras quizás aún respira y siente. Pero eso que os muestro hoy es un reportaje sobre la neomudejar plaza tan visitada por turistas y fanáticos de la sangre. La cabeza de un toro que mató a un torero, las banderillas de castigo y todo lo demás en el museo. Ah... no me dejaron entrar ni a los toriles ni a las salas de desguace y otros sitios así. El arte que se basa en la tortura de un animal... Si queréis saber lo demás en madridiario.es hay un reportaje completo donde se cuentan los cuentos.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*