Fernando Torres vuelve a hacernos campeones, por @raqueltejero_

Con más detractores que defensores a sus espaldas Fernando Torres ha sido reclamado por el seleccionador español Vicente Del Bosque para los partidos amistosos previos a la Eurocopa, y previsiblemente para la competición posterior. Algunos califican esto de injusto, o incluso de chiste, porque creen que Fernando no ha hecho los suficientes méritos para competir con la selección.

Un delantero veloz capaz de encontrar huecos como nadie y de colocar la pelota para que sus compañeros marquen. Además, no podemos olvidar, que donde esté tiene pendientes de él a varios defensas que no entorpecerán al resto del equipo. Aunque no encaje del todo en el modelo de juego de la selección es un jugador adaptable que no duda en dejar que sus compañeros marquen los goles y no llevarse la gloria, actitud que tanto lastra el juego de los equipos.

Torres, el chaval que levantó el corazón de los rojiblancos de los asientos tantas
veces en el Calderón, no ha vivido sus mejores momentos en los últimos tiempos.
En su etapa en el Atlético de Madrid era el más querido, el más vitoreado y uno
de los pocos que mostraba un verdadero cariño a los colores.

Muchos son los equipos que querían tenerle en sus filas, entre ellos los que ahora le
califican como “Paquetorres”. Fiel a sus principios “El Niño” se marchó de
España para trasladar su talento a la Premier donde pasó cuatro temporadas con
la camiseta del Liverpool. Allí también era idolatrado.

Todo
empezó a cambiar cuando la azul camiseta del Chelsea se convirtió en su
equipación. Mala racha, bajón o como se le quiera llamar. No es un secreto que
Torres no estaba cumpliendo con lo esperado. Aún así la afición le adora y le canta "He scores when he wants"

Además
todo resulta más difícil con la tremenda carga de haber tenido un precio tan
alto, de saber que tu entrenador no sabe ofrecerte oportunidades o de tener a
compañeros  con tantísima calidad como Drogba o Mata. Un campeón tocado y hundido por muchas razones.

Sin
embargo pocos son los que tienen en cuenta su impecable palmarés: Campeón del
Europeo Sub-16 por partida doble, una Eurocopa, la FA Cup de este año y la
Champions League que su bota salvó en semifinales.

Por
todo esto no entiendo el clima de insatisfacción generado, principalmente por
la prensa deportiva que no ha dudado en descalificar a este jugador de calidad
indudable.

Pronto
se olvida ese gol que nos dio la Eurocopa el 2008, o el tanto que eliminó al
catalogado como mejor equipo del mundo, actualmente, en las semifinales de
Champions.

Poco
importa lo bueno que haga, poco se valora sus asistencias, o que un
seleccionador campeón de mundial le elija como delantero. Parece ser que todo
el mundo sabe de fútbol menos Del Bosque.

Aún
así compañeros periodistas, dejen de fusilar a este chaval, a ese chico que con
sólo 19 años fue nombrado capitán de su equipo y que no duda en atarse una
bandera de España a la cintura.  Porque
esta Eurocopa volverá a marcar, cerrando las bocas que tanto se abren para
manipular y soterrar la calidad del que siempre será “El Niño Torres”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*