Falcao, poderoso caballero es Don Dinero, por @nachocolado

Era una noticia esperada por todos y por tanto a nadie ha sorprendido, aunque era una noticia que también todos esperaban que no se produjera. Radamel Falcao se marcha, a falta de confirmación oficial, del Atlético de Madrid. Y se va sin levantar la voz, sin hacer ruido, con la cabeza alta y con la certeza del deber cumplido. Se marcha con tres títulos a su espalda, una Europa League, Una Supercopa de Europa y una Copa del Rey, un botín mucho más grande del que él mismo soñaba; se va, como uno de los más grandes goleadores en la historia rojiblanca, ( y eso, en tan sólo dos temporadas); se va dejando muchos amigos; se va por la puerta delantera, no traicionando a su afición como el otrora ídolo rojiblanco Agüero. Pero se va. Y se va por "dinero", simple y llanamente, sólo por dinero, eso sí por un dineral, que más adelante explicaré.

Porque se va a un equipo claramente inferior al Atlético, tanto deportiva como socialmente; porque se va a jugar a la quinta liga de Europa, tras la española, inglesa, alemana e italiana y porque se va a un equipo que no jugará en la Champions, como si lo hará el Atlético y por lo que tanto ha luchado esta temporada.

Bien es cierto, que podríais pensar que ya hizo lo mismo cuando dejó el Oporto, para fichar por el Atlético, y tendríais razón, pero la diferencia está en que el motivo de su marcha de Oporto era el de ir a una liga y a un equipo que le hiciera crecer como futbolista, cosa que ha conseguido. Incluso me atrevo a decir que aún puede crecer más, ya que no había tocado techo en el conjunto rojiblanco y me consta que el estaba a gusto aquí, que se sentía querido (por la afición y compañeros)  y que tenía ganas de viajar por la Champions con la camiseta rojiblanca. Entonces la pregunta es, ¿por qué se va?

Ya lo he comentado antes,  por dinero. Se marcha a un equipo donde su presidente es un jeque árabe que tiene el dinero como castigo, que va a cuatriplicar el sueldo que recibía en el Atlético, y que va a cobrar puntualmente, algo que en el cuadro rojiblanco no es la norma habitual. Pero también se va porque los dirigentes rojiblancos, Cerezo y Gil, no han hecho lo suficiente por retenerlo, es más, siempre consideraron el fichaje de Falcao como una inversión, y practicamente desde su llegada, los dirigentes tenian en mente la idea de venderlo al mejor postor. Ya lo intentaron al final de la temporada pasada, cuando antes de la final ante el Chelsea se ultimaba el fichaje de Falcao al conjunto londinense, que finalmente no se produjo por cuestiones puramente económicas, aunque se sentaron las bases para que el fichaje se produjera esta temporada. Cosa que finalmente se ha producido. Falcao se va como estaba escrito, pero sin embargo, el destinatario ha cambiado en el último momento, no va al Chelsea y sí al Mónaco y el porqué de este cambio, sólo tiene un motivo, o mejor dicho un nombre "Jorge Mendes".
Porque no nos engañemos, todo lo escrito anteriormente, aun siendo verdad, no sirve para nada. Al final el verdadero y único culpable de la salida de Falcao es JORGE MENDES. El colombiano, al igual que otros muchos jugadores, es una marioneta que manipula cuando y donde quiere Jorge Mendes. Ha sido el agente,representate,manager portugués el que ha decidido que Falcao jugara en el Mónaco y no en el Chelsea o en cualquier otro equipo, y todo porque es donde más comisión se va a llevar, pues al final el que gana en esta película, o mejor dicho el que más gana es Jorge Mendes que seguirá moviendo sus hilos a su antojo para que su cuenta corriente siga engordando. ¿Legal? por supuesto, ¿ético? no tanto.

Gracias Jorge, porque tú decidiste traer a Falcao al Atlético y...."gracias" (leerlo en tono irónico) porque tú has decidido llevartelo.

Seguiremos informando.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*