'Factores de Riesgo' de los resultados: debilidades y amenazas de un negocio, por Joan Anglada (@themoneyglory)

Una lectura en diagonal de los “Factores de Riesgo” da la impresión de que sólo es letra. Un puro formalismo. Una lista de varios parámetros, que el regulador ha pedido a la empresa cotizada y el becario ha encargado de rellenar. No obstante, se trata de una categoría de la presentación de resultados donde se puede aprender con profundidad las características de cada negocio. Y, sobre todo, sus debilidades.

No podemos predecir el futuro, pero si que podemos estudiar las posibles adversidades de una empresa. En la categoría de factores de riesgo – Risk Factors en el documento 10-K de las cotizadas americanas – hay una larga lista de puntos por los que preocuparse.

La composición de los factores de riesgo

En general, esta categoría se divide en dos partes: La primera analiza los riesgos del modelo de negocio y la segunda está relacionada con el comportamiento de la cotización de la compañía.

También se pueden subdividir los riesgos del modelo de negocio. En cualquier presentación de resultados se pueden distinguir:

  • Riesgo general: Situaciones de competencia, problemas macroeconómicos, etc.
  • Riesgo del sector: Son puntos críticos que comparten todas las compañías que ofrecen el mismo tipo de producto o de servicio.
  • Riesgo operativo: Problemas operativos o escenarios que solo pueden suceder en “esa empresa”.

Michael Shern en el libro “The Investment Checklist”, hace una lista exhaustiva de lo que podemos encontrar cuando la empresa habla de sus riesgos operativos:

  • Sobreproducción
  • Comoditización
  • Desregulación
  • Aumento de poder de los proveedores
  • Cambios tecnológicos
  • Modificaciones legales y regulación
  • Obsolescencia del producto
  • Caducidad de las patentes
  • Experiencia limitada en nuevos productos
  • Nuevos competidores
  • Erosión de la marca
  • Exceso de confianza en pocos consumidores
  • Distribución geográfica limitada
  • Fracaso en el desarrollo y la innovación
  • Fracaso en el desarrollo del negocio
  • Fracaso de una adquisición o fusión
  • Una cartera de productos débil
  • Otros

Además de distinguir entre tipos, también existe el grado de riesgo (débil, medio, alto, alarma, catástrofe!). Mientras que algunos puntos son el aviso de un bache en la carretera, otros son la clave para cerrar la empresa. El orden de los factores de riesgo tampoco es casualidad. Los primeros puntos son los mismos dolores de cabeza de los directivos de la compañía.

Com explica el mismo Shern, Lehman Brothers ya avisaba de su temible final, a través de los factores de riesgo. Estas eran sus profecías, listadas en el 10-K de la entidad financiera:

  • La situación del capital estaba significativamente debilitada por las pérdidas generadas de la contratación excesiva.
  • Las contrapartidas dejaron de operar con Lehman, se mantuvieron defensivas y trasladaron sus actividades hacia otros competidores más estables.
  • La reputación de Lehman estuvo afectada.
  • Los acreedores a corto plazo no tenían ningún motivo para seguir renovando los préstamos de Lehman.
  • Lehman no pudo vender instrumentos complejos porqué eran difíciles de valorar.

A pesar del uso que se puede hacer de esta categoría, con la revisión de una sola no es suficiente. La comparación entre “Factores de Riesgo”, explicados por distintas empresas, nos dará más de una sorpresa. Podremos adivinar cuáles son los actuales problemas del sector, o si, por casualidad, sus gestores han descuidado mencionar una debilidad, que podría hundir su modelo de negocio.

Sin embargo, en la categoría de “Factores de Riesgo” no abunda el maquillaje. Al contrario, es un sección donde se expone toda la verdad, bajo la atenta mirada de los reguladores. La mayoría de los inversores se la saltan, ya que creen que son un buen número de palabras y formalismos. Ahora, ¿también te la saltarás tú?

The post “Factores de Riesgo” de los resultados: Debilidades y amenazas de un negocio appeared first on The Money Glory.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*