Extraterrestres, por Javier Astasio

 
Extraterrestres, eso es lo que son muchos de nuestros políticos, especialmente los que tienen debajo del culo un escaño o un sillón obtenido en las listas del PP. Y, si no lo son, parecen empeñados en que lo creamos. Aunque, luego, cuando se les pilla en un renuncio, siempre están prestos a taparse entre ellos o a culpar a la falta de entendederas de los demás lo que consideran malas interpretaciones de sus palabras.
El penúltimo caso, porque me temo que habrá otros, ha sido del diputado nacional y concejal popular del ayuntamiento de Orense, Guillermo Collarte, que aseguró ayer a la Voz de Galicia que las estaba pasando canutas con los 5.100 euros ¿dietas aparte? que percibe cada mes como concejal y yendo de vez en cuando a Madrid a "levantar el dedo". Y se quedó tan pancho, que diría mi madre.
Lo más sorprendente es que este señor concejal y diputado tan mal parado, casi diez veces el salario mínimo, se haya sorprendido a su vez por "la que se ha montado" a propósito de unas palabras que, por activa y por pasiva, ha intentado justificar sin el menor éxito.
El tal señor decía hace unos minutos, por ejemplo, que tiene dificultades para hacer frente a las dos hipotecas que tiene suscritas que contrató cuando trabajaba en la empresa privada y ganada, admite, unos doce mil euros al mes. Con eso pretende justificar su calentón, por eso no se explica el revuelo han levantado sus palabra y por eso está dispuesto a darles la razón a los amigos que le dicen que no es bueno decir la verdad en política.
¿Y a mí qué me cuenta? que diría un castizo. Sus canutas son poco canutas, si se las compara con las de un padre en paro, con o sin subsidio, que tiene que hacer frente al comienzo de curso de sus hijos con el IVA encaramado en el 21%, sin ayudas de comedor, teniendo que pagar el material escolar, la ropa y el calzado de uno o dos chavales. Eso, además de el agua, el gas, la electricidad, el teléfono y la hipoteca, si la hay, que será mucho menor que cualquiera de las dos del señor Collarte.
Pero Collarte no es el único extraterrestre de las últimas horas. También hemos tenido que padecer a un embrión de ET, esta vez en Cataluña, donde el presiente de las Nuevas Generaciones del PP de Sant Cugat del Vallés, Ignacio Fuentes Albesa, justificó la obligatoriedad de demostrar la búsqueda activa de empleo durante 30 días para cobrar los 400 euros del Plan Prepara, porque, si no, sería un chollo. He mirado y remirado las fotografías de ambos y, por más voluntad que le he puesto, os aseguro que Collarte no tiene aspecto de estar pasándolas canutas, y el otro debería explicar de qué chollo vive para tener esa carita que da la felicidad mística de estar en la gloria.
Eso o, como digo, son extraterrestres.
 
Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/
 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*