Europeos como éstos, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Leo con estupor que Ryanair "la mayor línea aérea europea de bajo coste" ha cerrado un acuerdo los primeros días de diciembre, para comprar 210 aviones 737 MAX a la compañía norteamericana Boeing. El coste estimado de la operación ronda los 18.000 millones de euros. Hay varias cosas cosas que no cuadran en esta información: 1. En plena pandemia, con un tráfico aéreo bajo mínimos, con los aeropuertos vacíos y los aviones estacionados, y muchas compañías en ERTE, ¿tiene sentido una operación de esta envergadura? 2. Dos serios accidentes del modelo 737 MAX, uno de la compañía Lion Air en octubre de 2018 y otro de Ethiopian Airlines en marzo de 2019, obligaron a Boeing a retirar de la circulación este modelo de avión, hasta que se revisaran los problemas que pudieron causar los accidentes. Solo después de  una cuarentena de 20 meses la Administración Federal de Aviación (FAA) Estados Unidos, ha autorizado los vuelos del 737 MAX. ¿La apuesta de Ryanair no resulta muy aventurada? 3. De todos es conocida la rivalidad entre la norteamericana Boeing y la europea Airbus. Son los dos principales fabricantes a nivel mundial. Se calcula que Boeing ha perdido 20.000 millones de dólares con el 737 MAX. Por su parte, Airbus ha perdido muchos pedidos con la pandemia. Un pedido como el de Ryanair no solo contribuye a equilibrar las cuentas de Boeing. También animará a otros compradores a confirmar sus pedidos a otros clientes dudosos.  
Michael O´Leary, CEO de Ryanair   4. Airbus emplea 63.000 trabajadores europeos, tiene su sede en Toulouse (Francia) e instalaciones en  Alemania, Gran Bretaña y España.  En los meses de octubre y noviembre, con la entrega de 136 aviones, Airbus se estaba recuperando la normalidad, pero su actividad en España está sufriendo fuertes recortes y será necesario aplicar un ERTE a más de 3000 trabajadores. 5. Todo esto gracias al "visionario" Michael O´Leary, consejero delegado de Ryanair,  que recientemente ha declarado que "Ryanair liderará la recuperación de los  sectores de la aviación y el turismo en Europa...a pesar del impacto de la COVID-19 a corto plazo". Es decir. O´Leary está dispuesto a proseguir su política de vuelos a bajo coste -no sé si los ecologistas comparten su entusiasmo- y a contribuir a que Europa sea, en un futuro próximo, un Museo para chinos, japoneses y americanos. Lo que al parecer no está dispuesto por el momento es a hacer un pedido en serio a Airbus que, en el caso concreto de España, evitaría dicho ERTE. Con europeos como éstos...

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*