ETA: Rajoy va más lejos que Aznar, y deja lejos a ZP, por @pablombelena

Decían de Zapatero aquello de que era “amigo de ETA”, cómplice de los asesinos. Bueno, pues ahora resulta que será este Gobierno del PP, el tercer después de los dos de Aznar (1996-2000 y 2000-2004), quien active otro plan de reinserción de presos terroristas, y que irá más lejos que ninguno anterior. El llamado proceso de paz de la era ZP será superado, por lo visto, con esta nueva ‘hoja de ruta’ de la era ‘rajoyana’.

La idea es incluir el hecho de que se agruparían a presos de ETA “preferentemente en cárceles del País Vasco”, algo que no se mencionó explícitamente en el programa electoral del PP. Este programa electoral del PP para las generales de noviembre de 2011, el que le llevó al poder, estaba escrito con mucha presteza, evitando claras y evidentes referencias a lo que se haría con los presos de ETA si se confirmaba el fin de la violencia de la banda terrorista. Durante estos primeros meses del Gobierno de Rajoy, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha lidiado con el asunto evitando dar datos concretos sobre los planes de su Ejecutivo, asegurando que el pedir perdón de manera pública sería esencial para cualquier cambio de condiciones penitenciarias.

Pero este miércoles se ha hecho público el Plan Integral de Reinserción del Ministerio del Interior, que contempla la posibilidad de acercamientos de presos de ETA a las cárceles más cercanas a sus domicilios. Sin embargo, como les decimos, el programa oficial del PP evitaba explicitar la suerte que correrían los presos etarras arrepentidos. En la página 185 del mismo, el partido que ahora gobierna se comprometía a lo siguiente:

“El anuncio de “cese definitivo de su actividad armada” realizado por ETA constituye, en cualquier caso, el reconocimiento de su derrota. Pero debemos recordar que la sola existencia de la banda terrorista, que no ha anunciado su disolución ni su desarme, es intimidatoria y amenazante. Ahora es preciso reiterar que no resulta aceptable pagar ningún precio político por matar, tampoco puede asumirse que obtengan réditos por dejar de hacerlo.”

Este párrafo era lo más cercano a una referencia a los presos de ETA, que no son mencionados en ningún momento con esta expresión en las más de 200 páginas del programa.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*