España versus EEUU: ¿Quién tiene más miseria?, por Lola Hierro (@NabiaOrebia)

Una mujer busca comida en un contenedor, en el madrileño barrio de Vallecas. Samuel Aranda para The New York Times

 

El sacrosanto diario estadounidense The New York Times ha publicado esta semana un reportaje con el propósito de mostrar la virulencia con que  la crisis económica está afectando a los españoles. Tanto el texto como las fotografías -una galería titulada In Spain, austerity and hunger, obra del español Samuel Aranda- son demoledoras: aportan testimonios de personas obligadas a rebuscar comida en la basura porque no tienen dinero para comprarla, de familias a punto de ser desahuciadas, y también se hacen eco de que Cáritas ha alimentado este año a más de un millón de españoles hambrientos. Como no podía ser de otra manera, la historia ha agitado muchos estómagos y ha suscitado comentarios a favor y en contra. Los unos dicen que no muestra más que la realidad y los otros, que  un reportaje así se puede hacer de cualquier país y en cualquier momento.

Para demostrarlo, el diario La Información ha publicado otra galería que se titula: Estados Unidos: pobreza y hambre. La dura galería que el New York Times nunca te enseñará. Las imágenes también inmortalizan vagabundos, desahucios y hambre, pero en Estados Unidos. Si una foto de la galería española muestra una mujer cogiendo algo de la basura, la americana tiene a un señor con la cabeza dentro de un cubo y un pie de foto que dice que en Estados Unidos más de tres millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza. Si el NYT contaba los desahucios, la galería de La Información recuerda que en EE.UU hay casi 19 millones de viviendas vacías, la mayoría a causa de desahucios. Y lo mismo con las ciudades fantasma (Benidorm contra Richmond) y los comedores sociales, por dar algunos ejemplos.

No niego la veracidad de los datos que se dan en el texto del NYT. Tampoco niego que la situación en España es tan mala como la pintan (si no peor). Pero cuando lo vi, sí me pareció que un reportaje así se podría hacer en cualquier país. Todos tienen parados, todos tienen comedores sociales y desahucios, y Estados Unidos tiene de todo esto a patadas. Tanto el texto como las fotos destilan tragedia, y utilizan recursos que lo hacen un poco tendencioso. En el caso de la galería, en concreto, me llama la atención que las fotos se hayan publicado en blanco y negro. Esto contribuye a aumentar el dramatismo de la historia, parece hecho a posta. Como ha escrito Elvira Lindo en El País de este miércoles, da la impresión de que quisieran mostrar que somos la misma España que se moría de hambre en la posguerra.

En los enlaces están ambas galerías. Juzguen ustedes.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*