España ignora los medios comunitarios; Europa, los apoya, por @FeSPeriodistas

Una comparativa de la legislación sobre estos medios en distintos países muestra la miopía obsecuente de la Administración española en derecho a la comunicación.

La Red Española de Medios Comunitarios (ReMC) pública en su web un estudio de la Plataforma Europea de Autoridades Audiovisuales (EPRA) que muestra que, mientras en Europa hay un gran desarrollo del sector de los medios comunitarios, en España se lleva casi diez años esperando la aplicación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual (LGCA) y de normativas autonómicas que la completen.

Las medidas del impulso a los medios comunitarios de las administraciones europeas, con excepción de España se recogen en una comparativa sobre las normativas vigentes al respecto en 16 países de los cincuenta integrados en EPRA, más un informe específico sobre la regulación de los medios comunitarios.

El artículo de la ReMC señala:

EPRA sostiene que cuando no hay marco legal, “los medios locales no sobreviven en el largo plazo”. De 16 países analizados, las radios comunitarias tienen reconocimiento legal en 10; las TV, en 5. Las radio comunitarias existen en 11; las TV, en 8. España no participó en el informe; de hecho la CNMC no dice ni una sola palabra sobre medios comunitarios en su informe anual.

Los medios comunitarios son menos sensibles a la variabilidad del mercado publicitario al no tener ánimo de lucro y una financiación diversificada. En algunos países se les permite tener ingresos por publicidad o patrocinio y en otros no (en España está prohibido). En general, todos los medios comunitarios en Europa obtienen más ayudas públicas que los medios locales comerciales. La mayoría de las ayudas son de la administración local, aunque también hay fondos estatales específicos. Aquí resumimos la situación en diferentes países a partir de la información facilitada por EPRA, las organizaciones de medios comunitarios en Europa y las indagaciones hechas por la ReMC:

Ejemplos de medidas de fomento a medios comunitarios en Europa

- Reservar parte del espectro radioeléctrico para que se les otorguen licencias

- Otorgarles algún tipo de prioridad en el proceso de licencias, especialmente en las digitalizaciones.

- Financiación pública preservando su independencia. “En los estados donde la financiación pública es suficiente para un empleo significativo, se puede generar un sector completo actividades  sostenibles y eso desempeña un papel en la política económica”.

- Disponer de un estatus legal ayuda a las radios comunitarias a negociar medidas positivas con otras partes interesadas, como autoridades locales y organizaciones de gestión de derechos colectivos.

- Programas formativos específicos.

- Normas de must-carry para que los operadores incorporen las emisiones de medios comunitarios a servicios de TV y radio por cable (con obligación de que no estén escondidos al final de la guía de programación) o de múltiplex en radio digital.

- Las autoridades audiovisuales celebran reuniones periódicas para mantener el pulso del sector y que todo el mundo esté actualizado. La existencia de federaciones facilita la labor de la autoridad y en algunos casos estas federaciones tienen una tarea legal atribuida (correguladores, ser escuchados al hacer cambios legales, etc.).

En el informe se publican cada de las regulaciones en los dieciséis países que incluye el estudio.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*