Es posible recuperarse de un penalización SEO de Google, por @EnriqueMarketer

Muchos son los clientes que han acudido a mi persona ante la desesperación de ver como su sitio web, el cual era el origen de su mayor fuente de ingresos, ha caido en picado en los buscadores y no genera la cantidad de tráfico y por lo tanto de ingresos que generaba al estar bien posicionados.

Las practicas “poco naturales” han sido penalizadas por los últimos algoritmos de posicionamiento de Google, “penguin” y “panda”, los cuales se han encargado de acabar con los enlaces de poca calidad y con la generación de contenido duplicado.

Los clientes de posicionmiento web que acudian a empresas que realizaban este tipo de prácticas son los principales afectados, y ahora son un poco reacios a acudir a otra empresa para recuperarse de esa penalización, pero la realidad es que no les queda otra opción.

En este artículo voy a dar unas cuantas pautas de como salir de este atolladero.

No es fácil salir de una penalización, ya que Google es muy estricto al respecto, aunque si el nivel de “estropicio” no es muy grande, y seguimos los pasos marcados para el arrepentimiento, podemos volver a recuperar nuestro “estatus” en cuanto a posicionamiento web se refiere.

El primer paso y más importante es reflexionar sobre que prácticas son las que hemos realizado y Google ha considerado impropias de sus directrices de calidad. Normalmente si usamos la herramienta Google Webmaster Tool, esta nos avisará con un mensaje sobre aquello que no está acorde con estas directrices.

El problema más común viene a la hora de revisar la calidad de nuestros enlaces entrantes. Es un tema delicado debido a que no depende de tí el hecho de que un blog o directorio retire un enlace a tu web. Aunque con vistas a solucionar este problema, Google ha creado una sección llamada Disavow Links en la Webmaster Tool donde podremos indicar los dominios desde los cuales no queremos que no enlacen. De esta forma no tendremos que andar comunicando a los webmaster la eliminación de estos enlaces. Aunque hay que tener mucho cuidado con la forma de utilizar esta herramienta ya que puede ser muy perjudial el mal uso de esta.

Otra de las acciones a la hora de “esquivar” posibles penalizaciones es la de trasladar el dominio de servidor y cambiarle el nombre de dominio, redireccionando el nombre antigüo al nuevo para no perder el tráfico directo del anterior sitio web. De esta forma, se trasmite el pagerank y el valor SEO del sitio web anterior antes de la penalización.

Diseñar una estrategia de posicionamiento web “natural”, es el paso inmediato para volver a recuperar el ranking anterior. Tener claro el “por qué” de nuestra penalización y no volver a repetir errores del pasado es fundamental, ya que Google perdona, pero pocas veces. Las reiteraciones de malas prácticas están penalizadas con la eliminación total del sitio de sus motores de búsqueda.

No desesperar y mantener la paciencia adecuada es muy importante cuando tu sitio web entra en una penalización de Google, trabaja duro y de la forma correcta para conseguir recuperar el tiempo perdido.

Enrique Jiménez

Twitter: @enriquemarketer

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*