Errores de diseño, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Si una empresa de automóviles comete un error de diseño se verá obligada, antes o después, a indemnizar a sus clientes .
Si una persona tropieza en la calle o resbala en un paso de peatones porque no se utilizó la pintura apropiada, el ayuntamiento deberá indemnizar al accidentado.
Si un ciudadano tiene un contencioso con el Estado, puede reclamar una compensación por los daños causados (otra cosa es que la consiga).
Pero si se ha cometido un "error de diseño" del euro, ¿quién paga?
ar "ad personam de la Cátedra Jean Monnet, en su obra Europa, Pensamiento y Acción 1945-2012, al analizar la crisis actual, afirma:
"la peligrosa situación actual del área euro es fruto de sus fallos de diseño, añadidos a otros fallos posteriores de Gobierno y gestión de la crisis cuando aquellos han aflorado..." (p.681).
No vamos a entrar aquí a desglosar cuáles son esos fallos que magníficacmente explica el profesor Valverde en su obra, de obligada lectura para todo aquel que quiera tener una idea clara de qué es lo que nos está pasando.
Tan solo quiero lanzar una pregunta: ¿Quién(es) - y cuánto- debe pagar por todo el sufrimiento provocado por esos errores de diseño del euro?

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*