‘Enrique VIII’ reina en Barcelona, por Míriam Martín (@MiriMartin_)

La Fundación Siglo de Oro (antes compañía Rakatá) se encuentra de gira por España con su adaptación de la última obra escrita por William Shakespeare. El proyecto fue presentado en verano en el Globe Theatre de Londres, en el marco de la Olimpiada Cultural celebrada durante los Juegos Olímpicos. Sobre las tablas donde el propio autor la estrenó en 1613, esta representación obtuvo el primero de sus rotundos éxitos. Desde el pasado día 13 y hasta el próximo 24 de marzo, la corte de ‘Enrique VIII’ permanecerá asentada en el teatro BARTS de Barcelona antiguo Arteria Paral·lel) .

Este drama histórico dirigido por Ernesto Arias traslada al espectador a la Inglaterra de la primera mitad del siglo XVI, un momento de profundas transformaciones políticas, sociales y religiosas en toda Europa. Fernando Gil da vida al rey Enrique, cuyo carácter pasional influyó no solo en sus múltiples relaciones sentimentales, sino también en sus decisiones gubernamentales. No faltan, por tanto, romances ni intrigas. Es Elena González quien interpreta a la que fuera su primera y más duradera esposa, Catalina de Aragón. Y es una de sus damas, Ana Bolena (Sara Moraleda) quien cierra un triángulo amoroso que cambió el rumbo de la historia…

 

488076_10200879438927400_1401463770_n

 

En ‘Enrique VIII’ tampoco faltan las conspiraciones. Protagonizadas principalmente por el Cardenal Wolsey (Jesús Fuente), el Duque de Buckingham (Julio Hidalgo) y otros nobles como Northfolk (Rodrigo Arribas), Souffolk (Bruno Ciordia), Chambelan (Daniel Acebes) y Gardiner (Alejandro Saá), representan las luchas por el poder en una sociedad totalmente jerarquizada. Con sus continuas entradas y salidas del escenario, los personajes recrean el ambiente ajetreado de la corte y mantienen al público muy atento a lo que acontece. Algunos de los actores pasean incluso por el patio de butacas, aportando así dinamismo y, en definitiva, encanto a la función.

Cuatro son los principales valores de la Fundación Siglo de Oro: “fuerza, amor, ritmo y dicción”. Presentes todos en ‘Enrique VIII’, cabe destacar el último, pues la palabra es uno de los elementos que más llaman la atención y que, de una forma u otra, cautivan al espectador. La palabra perfectamente pronunciada en complicados monólogos y ágiles diálogos. La palabra como símbolo por excelencia de la literatura y, por consiguiente, de una de sus manifestaciones: el teatro. La palabra para invitar a los asistentes a reflexionar sobre temas tan universales y vigentes como la libertad, el poder, el honor, la traición, el amor, la religión…

 

 

Y destaca, además, la música. Muy acertada, suena intercalada entre los actos y marca los momentos solemnes, los dramáticos y los románticos. El encuentro que protagonizan el monarca y Ana Bolena -rodeados de todos los actores (14 en total)-, por ejemplo. resulta sublime. También se lucen quienes encarnan a Wolsey, Cranmer (Jesús Teyssiere), Buckingham y Catalina (soberbia interpretación, dicho sea de paso), bordándolo hasta el punto de llegar a conmover. ‘Enrique VIII’ es, en palabras de su director, “una obra de grandes papeles y personajes”. Yo añadiría: también es una obra de grandes actores. Lucen un vestuario sencillo y se desenvuelven en un escenario austero, sin artificios; pero por eso atraen y convencen, porque interpretan magníficamente y, por si fuera poco, sorprenden.

La historia propiamente dicha, la pueden buscar y aprender. Esta peculiar reinterpretación, la tienen que presenciar y disfrutar. Próximas citas: Murcia, Bilbao, Zaragoza, Málaga, Valencia, Ávila, Almería, Cáceres y muchas más. Si se deciden a dejarse llevar, seguro que saldrán pensando: “Larga vida a ESE rey”.

 

Fuente: rtve.es

Fuente: rtve.es

 

 

 

*Texto: Míriam Martín, @MiriMartin_

Archivado en: Cultura, Uncategorized

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*