En el nombre del asco, por @German_Temprano

guemes_y_espe
En el nombre del asco

Ni la sanidad pública ni la privada pueden diagnosticar a simple vista el asco. Es una sensación interna que se agudiza en estos días de ignominia y saqueo de lo público. Cuesta creer que Sartre, sin vivir hoy en este país, pudiera escribir ‘La náusea’ con conocimiento de causa.

Sin duda tiene mérito sin haber sabido de los Güemes de turno, de los esposos de ‘cospedales’, de Baltar y sus Enchufado´s Blues Band, de los que trincan el dinero de esos parados a los que luego llaman holgazanes, de los que saltan del Congreso a los consejos de empresas con sueldos millonarios sin más currículo que su desvergüenza, de los que roban del esfuerzo de todos para que se beneficien los de siempre o de quienes echan a centenares a los trabajadores a la calle para conservar su cortijo televisivo y a sus indignos palmeros.

¿Quiénes son aquí los antisistema? ¿Acaso la democracia debe amparar a estas aves de rapiña? ¿Quién dijo que el sistema fuese salvoconducto para reírse de los ciudadanos? ¿No lo es que el mismo tipo que privatizó algo que pertenecía a todos se lucre ahora con ello? ¿No hay que tener tanta paciencia como para dejar a Job por un santo de lo más cagaprisas para soportar tanta y tanta provocación? No deberían tentar tanto a la rabia porque igual que sus tropelías no tienen límite el hartazgo de los ciudadanos igual sí. Ya está en la calle. Sólo falta que esté también en las urnas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*