En cuestión la integridad de nuestros medios, por @FeSPeriodistas

Suso de Toro dice que “el papel de la prensa en la democracia española desde hace tiempo es tristísimo y culpable” debido a su estrecha relación con las empresas del IBEX.

El escritor y colaborador de distintos medios, Suso de Toro, ha publicado en “eldiario.es” un artículo titulado “Qué fue del país, qué fue de El País” donde hace un crítico análisis de nuestro desarrollo democarático.

De Toro concluye en ese analisis que el ocultamiento y el silencio sobre los hechos de interés público es, a su entender, el defecto rector de nuestra democracia. Entre los actores culpables del panaroma que describe, el autor destaca el papel de los medios de comunicación a los que atribuye el carácter de herramientas de control de la opinión pública

“Los poderes españoles han madurado lo bastante para controlar la situación. En particular en los últimos tres años ha habido una nueva madurez: la unión íntima entre las empresas del IBEX y los medios de comunicación son la clave del control de lo que ocurre.

La democracia ocurre en los medios, en las pantallas de televisión sobre todo, y desde ahí se dirige la opinión pública, se sacude el capote, se difama, se destruye al oponente, se impide el diálogo, el reconocimiento del distinto, del contrario, se juega con las emociones del electorado y se siembra miedo. La clave de que no haya verdadera democracia en España está en los medios de comunicación.

La democracia española tiene dueños y son directamente los dirigentes de las grandes empresas que son accionistas de las grandes empresas de comunicación. Son ellos quienes juegan con el PP y el PSOE, quienes introducen en el juego a Podemos y Ciudadanos, quienes arrinconaron sin salida la cuestión catalana, quienes manejan nuestra opinión y nuestro estado de ánimo cada minuto en cada pantalla de la TVE, Cuatro, Antena3, la Sexta, el ABC, la Razón, El Mundo, El País...

El papel de la prensa en la democracia española desde hace tiempo es tristísimo y culpable. Me dirán que nos quedan espacios como este diario digital y algún otro, pero no es muy real, esto que estoy escribiendo aquí se parece mucho al sermón del cura que le riñe a los feligreses presentes en la Iglesia porque la gente ya no va a misa.

Y, por favor, que nadie me diga de buena fe a estas alturas que todavía nos queda “El País”. Porque ésa es una buena historia que merece ser contada.”

http://www.eldiario.es/zonacritica/pais-Pais_6_451164894.html

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*