En Cataluña ya aplican la 'ley mordaza', por @FeSPeriodistas

La policía catalana ha denunciado al abogado Andrés García Berrio por desobediencia en una concentración por el cierre del CIE de Zona Franca, en Barcelona.

“El cuerpo de los Mossos d'Esquadra (policía autonómica catalana) ha interpuesto este sábado la primera denuncia en uno de los supuestos que incluye la nueva ley de seguridad, conocida como "ley mordaza", el de desobediencia a la autoridad. El denunciado ha sido el abogado de Derechos Humanos Andrés García Berrio, cuando finalizaba la concentración para pedir el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros en la que participaba. Esta es la primera denuncia interpuesta en un contexto de movilización social en virtud de la polémica ley de la que tienen constancia las entidades de derechos humanos y antirrepresivas consultadas.”

Así informa “eldiario.es” en un artículo firmado por Arturo Puente donde dice que los hechos se produjeron al finalizar la concentración que el pasado sábado 30 “ha tenido lugar en torno al CIE de la zona franca para reclamar su cierre, que ha tenido forma de juicio popular. García Berrio, miembro del Centro para la Defensa de Derechos Humanos Iridia, participaba como mediador y como acusación.

Al acabar la concentración uno de los asistentes ha tenido una crisis de epilepsia y se ha desvanecido, por lo que el abogado ha intervenido junto con compañeros del enfermo para hacerse cargo de la situación y avisar a los servicios de urgencias.

Puente señala que “según relata García Berrio, el mando de la policía autonómica, desplegada en la zona, ha llegado hasta el lugar donde estaban atendiendo al convaleciente y les ha ordenado que se fueran. El abogado se ha negado, y el agente, según el propio relato del denunciado, le ha espetado: "¿ Qué vas, de listo? Pues dame el DNI que te voy a denunciar por desobediencia a la autoridad por la ley de seguridad".

Entendido que estaba sobrepasándose el ejercicio de sus funciones, el abogado ha respondido que se identificaría cuando acabase de atender a la persona y se ha mostrado disconforme con el trato que estaba recibiendo. " Cuando hay un agente que está abusando de su autoridad un ciudadano tiene derecho a protestar", explica. En ese momento, el agente ha amenazado con esposarle.

Poco después ha llegado un segundo mando de la policía autonómica, al que García Berrio le ha explicado la situación, dejando constancia de que le parecía "intolerable" con cómo había manejado el otro mosso una situación en la que había una persona sin consciencia en el suelo esperando a ser atendido por la ambulancia. Tras identificarse, al abogado se le ha notificado verbalmente la denuncia contra él por negarse a cumplir la orden de la policía.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*