Elecciones Andaluzas: Más de 200.000 andaluces se quedaron sin votar desde el extranjero, por @mariapuntoes

Una de las noticias de ayer debería haber sido que 202.294 andaluces en el extranjero se quedaron sin votar.  Mientras se hablaba de que la participación en las elecciones andaluzas ha aumentado 3 puntos respecto a las de 2012 con un 64%, no se habló tanto de que solo votaron el 3,8% del censo de andaluces que viven en el extranjero. Algo cuanto menos llamativo teniendo en cuenta que Andalucía es la tercera comunidad con más españoles en el extranjero, concretamente, 249.859.

Según informa Europa Press, “un total de 8.012 andaluces residentes en el extranjero de forma permanente han ejercido su derecho al voto en las elecciones autonómicas de este domingo, lo que supone un 3,8 por ciento del censo de electores residentes en el extranjero, cifrado en 210.306″. Lo que aseguran, supone 1,3 puntos menos que en las últimas elecciones andaluzas de 2012 cuando votaron 8.305 en las elecciones de 2012, el 5,1 por ciento del total de censo de aquel año.

Por tanto, sí. Se ha incrementado la participación entre los andaluces residentes en Andalucía pero ha disminuido la de los andaluces que viven en el extranjero. A raíz de la baja participación, el colectivo Marea Granate está recogiendo reclamaciones ante el denominado #VotoRobado, ya que aseguran ejercer el voto desde el extranjero plantea grandes dificultades entre los ya 2,1 millones de emigrantes españoles. Concretamente, entre las razones por las que los españoles dijeron no poder votar desde el extranjero en anteriores ocasiones destaca que ‘las papeletas no llegaron a tiempo’ (51,6%) o que ‘no pudieron inscribirse a tiempo’ (20,6%).

Encuesta de Marea Granate

Como ya explicaba en un post anterior, el procedimiento de voto desde el exterior que tantas trabas supone tiene su origen en la introducción del ‘voto rogado’ en la reforma de la Ley Electoral (LOREG) aprobada en diciembre de 2010 por el Gobierno del PSOE y no modificada por el actual gobierno del PP. Entonces, cabe preguntarse, ¿perjudica a PP y PSOE facilitar el voto exterior?. ¿Hubiera provocado una mayor caída del bipartidismo si hubiera votado un mínimo de 60% y no el 3,8% del censo de emigrantes andaluces? No lo sabremos porque, hasta ahora, la ley del ‘voto rogado’ sigue en pie y no parece que ayude a incentivar el voto exterior.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*