El trabajo ¿te enferma?, por @MilagroMendoza

El tan solo levantarte para ir al trabajo te pone de mal humor. Despiertas cansado, ya no eres la misma persona sonriente, tus pensamientos son pesimistas, paranoicos. Percibes que tus compañeros y jefe, abusan de ti. Te gusta tù trabajo, pero no quieres asistir... Te preguntas ¿estoy enloqueciendo?
Médicos, enfermeras, policías, docentes, fisioterapeutas, profesionales de la salud mental, bomberos, rescatistas, trabajadores sociales, gerentes, y cualquier persona que haya vivido para su trabajo, y no vivido de el. Se quema. ¿Como? Sufre del Síndrome de Burnout. 
La persona para mantener su salud mental y física, necesita el equilibrio en todas las àreas. Familiar, socio laboral, de pareja, salud. Somos seres biopsicosociales. Si un àrea de este componente se debilita, los otros se resienten.

La persona que se levanta muy temprano para cubrir sus responsabilidades hogareñas, antes de asistir a su trabajo. Comienza a laborar aún antes de su jornada oficial. Menos horas de sueño, las dedica a sus responsabilidades, luego trasladarse y el trabajo. Al regreso, muchas amas de casa que laboran en empleos formales, continúan con responsabilidades domesticas, produciendo una sobre carga fisìca. Algunos hombres se llevan el trabajo de la oficina, a su hogar.

Tarde o temprano el exceso de trabajo pasa factura. Todos los extremos son dañinos.
Se resienten las relaciones familiares. Ante cualquier situación respondes con irritabildad, ansiedad, percibes como si todo estuviera en contra y tu familia no te valora.
Aumenta el absentismo laboral, somatizas el malestar, reflejando en el cuerpo, como dolores de cabeza, tensión mental, problemas estomacales, dermatitis, contracturas musculares, etc. El médico a no encontrar la causa física deriva al profesional de la salud mental: Psicólogo federado o psiquiatra. 
Se sufre una transformación emocional: Susceptibilidad, ironía, angustia, depresión, distanciamiento afectivo, es parte de las consecuencias de entregarse en exceso a las responsabilidades laborales.

El síndrome de burnout, puede prevenirse:
Ejercitarse regularmente.
Dejar el trabajo en la oficina, y los problemas domésticos en casa.
Compartir en actividades recreativas, con familiares y amigos.
Delegar responsabilidades
Tener una actividad lùdica semanal.
Disminuir el consumo de alcohol y eliminar el tabaco.
Respetar las horas de sueño.
Realizar practicas de meditación o relajación

Autora: Lic. Milagro Mendoza Twitter:@MilagroMendoza email: psi-milagromendoza@hotmail.com

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*