El PSOE, como Suárez, por Javier Astasio

 
 
Vaya por delante que siento mucho tener que escribir lo que sigue, pero me veo en la obligación moral de hacerlo, porque durante mucho tiempo he pensado que, con sus luces y sus sombras, el papel del PSOE, de los socialistas, ha sido fundamental para la tranquilidad y el bienestar de este país. Pero llegan momentos, situaciones en las que los partidos y sus líderes deben mostrar a la sociedad la responsabilidad que, como el valor a los reclutas, se les supone, asumiendo con generosidad y grandeza los errores del pasado y dejando libre el camino a las soluciones, sean cuales sean, si son en libertad y en democracia.

El PSOE, que tan fundamental fue para el progreso de este país y para su estabilidad se ha quemado en el camino. Es más, diría que en los últimos meses se ha quedado en las cenizas de lo que fue. No sé si ha faltado grandeza, no sé si hay algún peligro que nos acecha y no nos quieren decir, muy grave tendría que ser para superar lo que estamos viviendo, no sé sí es la vergüenza por sus últimos meses de gestión y no sé si, al final, son poco más que víctimas de un chantaje del PP que conoce sus trapos sucios y tiene los instrumentos para, aireándolos, hacerles insufrible la existencia. No lo sé. Lo que sí sé es que, a quienes tantas veces les hemos votado y durante tanto tiempo les consideramos el contrapeso imprescindible para proteger a los humildes y para defender el estado de bienestar que ellos mismos nos trajeron, nos tienen tan decepcionados como desconcertados.

No puede ser que el segundo partido de este país, el que debería liderar la oposición al PP, por muy absoluta que sea la mayoría conseguida por Rajoy, no tiene líderes. Al PSOE le falta un líder que, como Xosé Manuel Beiras, sea capaz de incendiar una campaña electoral con propuestas capaces de despertar de su sopor a los votantes. Con él en el parlamento gallego, recuperaremos la vida que desde hace tanto tiempo parece haber abandonado los hemiciclos. Quienes le han votado ayer en Galicia saben muy bien que no tienen nada que ver con Feijóo y los suyos y yo les envidio. Les envidio, porque creo que otros partidos, abducidos por el marketing, dicen cosas parecidas y, por desgracia, a veces, también, hacen cosas parecidas.

Ese es el mayor de los males de la ya artrítica democracia que ya no sé si disfrutamos, los votantes carecen de identidad porque ya nadie se la reclama. Los candidatos se dirigen a ellos en mítines y vallas como lo haría el Corte Inglés, porque les han enseñado que su mensaje debe ser polivalente y todo lo polivalente acaba siendo neutro.

Cuando empezaba en la Radio me enseñaron y me lo enseñaron grandes maestros que hablamos y trabajamos para los oyentes y que, para hacerlo eficazmente, debemos elegir un oyente imaginario que encarne a todos los oyentes, porque no nos dirigimos a un polideportivo abarrotado, sino para ciudadanos tomados uno a uno a los que debemos esforzarnos en poner cara y en inventar una vida para ellos que, en nuestro caso, deberíamos hacer más interesante y, en el de los políticos, más justa y confortable.

Eso es lo que tiene que trabajar el PSOE en los próximos meses. Debe esforzarse en definir muy a las claras a qué ciudadano quiere dirigirse, ponerle cara y vida y esforzarse en atenderle y en colmar sus esperanzas. De paso, no le vendría mal celebrar un congreso a pecho descubierto en el que pesen más las ideas que los pactos, porque, al final, los pactos no son sino hipotecas y las hipotecas, Tamayo y Sáez lo saben muy bien, al final se pagan.

En cuanto a Alfredo que tan importante ha sido para ese partido y este país, haría muy bien en tomarse un descanso, para poder ocuparse de lo que ahora más le debe importar. No tengo la menor duda de que el PSOE recuperará algún día la fuerza y la solvencia que tuvo, pero para eso tiene que hacer la travesía del desierto que Adolfo Suárez emprendió un día. Si no, no habrá redención posible.

Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*