El problema no es que se han ido, el problema es que no pueden volver, por @mariapuntoes

Como bien decían desde la Marea Granate -“movimiento transnacional formado por emigrantes de nacionalidad española que luchan desde fuera contra las causas que han provocado la crisis económica y social que les han obligado a emigrar”- en estas épocas navideñas no se debería recurrir a las típicas campañas navideñas de “vuelve a casa, vuelve por Navidad”. Porque tanto ellos como los que somos allegados de estos españoles exiliados, que no aventureros, no queremos que tengan que volver en épocas señaladas, queremos que vuelvan y tengan una vida digna, una vida que ellos mismos hayan elegido.

Una de las cosas que resultan más increíbles es que se hayan tenido que crear asociaciones como la de Marea Granate y Juventud Sin Futuro para dar visibilidad a este grave problema, sin que las instituciones políticas pertinentes hayan abierto la boca; aunque solo fuera por los alarmantes datos de población del país que representan o han representado. De hecho, hoy mismo se han dado a conocer nuevos datos de emigración española.

DECRECE LA POBLACIÓN ESPAÑOLA POR EL INCREMENTO DE LA EMIGRACIÓN

El informe “Proyección de Población a Corto Plazo 2011-2021“, realizado por el INE, ya alerta de la tendencia de población en España. Según las conclusiones del estudio publicadas por la Agencia EFE, la población española decrecerá en más de medio millón de personas (un 1,23 por ciento) en los próximos 10 años debido fundamentalmente a un descenso en el número de nacimientos y en la llegada de inmigrantes y a un aumento de la emigración.

Bien es cierto que, como país supuestamente desarrollado, la población ha tendido en los últimos años a envejecerse, tanto que a partir de 2019 el número de defunciones superaría al de nacimientos en España, según el mismo informe del INE. Sin embargo, ahora nos encontramos con que es debido, ya no solo al descenso en el número de nacimientos, ahora nos enfrentamos a dos grandes frentes, los inmigrantes se van y muchos españoles emigran en busca de un futuro fuera de su país. Muestra de ello es que “los resultados de la proyección para el conjunto del periodo 2011-2020 corresponden a un flujo inmigratorio y una propensión de la población a emigrar al extranjero sostenidos en su nivel previsto para 2011 con la información hoy disponible, según el INE.

CIFRAS “INFRAESTIMADAS”

El subdirector del INE, Antonio Argüeso, explicaba a la plataforma Así Nos Vamos que están “infraestimando la cifra de españoles que emigran a países europeos“; así como también afirmaba que tienen “una cierta incógnita sobre si están volviendo o no están volviendo, en la medida en que no se empadronan”. De ahí la dificultad de dar una cifra exacta de los emigrantes españoles. Aunque “las estadísticas del INE no sirven pues para saber exactamente cuántos se han ido,(…) ayudan a observar una tendencia: que el número de gente que se va, cada año que pasa de crisis, es un poco mayor”, explica la plataforma en su web.

Se puede decir que España ha pasado de país receptor a país emisor. Es decir, hemos vuelto a la época de nuestros abuelos, esa época en la que era notable la emigración española. Desde Así Nos Vamos explican que “la población española experimentó un espectacular crecimiento interanual entre 2001 y 2008 (de 40.476.723 a 45.668.938, según el INE) impulsado por el boom de la inmigración, al calor de un clima de crecimiento económico. España, tradicionalmente emisor de emigrantes, se convirtió en uno de los principales países receptores”. Lo cual cambió en el momento en que estalló la conocida burbuja inmobilaria en 2008.

NO SE VAN, LES ECHAN

Hay que dar visibilidad a este fenómeno. Ya no con sentimentalismo, como bien denunciaba la Marea Granate, sino con denuncia social, alertando de la injusticia que muchos españoles están viviendo. Han tenido que irse fuera de España para vivir dignamente y, por mucho que quieran volver, muchos no pueden porque este país sigue sin ofrecerles una vida digna. Por esto mismo el problema no es que se hayan ido, el problema es que no pueden volver.

Por si esto llegara a altas instancias, les invito a ver el siguiente video. Si de verdad son personas, sentirán algo con este vídeo. Se les removerá su conciencia y, lo mismo, deciden actuar al respecto. Yo lo he vuelto a ver, y he vuelto a llorar. ¿Y ustedes?

 [contact-form-7 404 "No encontrado"]

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*