El presidente Macri persigue a periodistas, por @FeSPeriodistas

Periodistas argentinos firman un manifiesto que denuncia al Gobierno argentino por tratar de impedir la difusión de una investigación de Horacio Verbitsky.

Un amplio grupo de significativos periodistas argentinos ha firmado un manifiesto -difundido en varios medios como espacio publicitario y pagado por ellos- en el cual cuestiona que el Gobierno de Mauricio Macri haya presionado  para que no se difundiera una investigación de Horacio Verbitsky, publicada en el diario porteño “Página 12” el pasado agosto.

En el mismo, Verbitsky da cuenta de los blanqueo de capitales de familiares y allegados al presidente Mauricio Macri y de otros funcionarios de primer nivel del Ejecutivo. La agencia ‘pacourondo’  señala que “el caso de Macri es el más relevante: su hermano Gianfranco blanqueó 32 millones de dólares  gracias a los cambios que el presidente hizo al reglamentar la ley aprobada por el Congreso Nacional. La investigación puso además el foco sobre las dudas existentes en torno a la fortuna presidencial: ¿Una parte de su patrimonio no está declarado?”

Este manifiesto no fue firmado por los periodistas de los diarios oficialistas Clarín y La Nación.

El comunicado, que se difundió en las redes sociales y en algunos medios de alcance nacional dice:

“En las últimas semanas, diversos medios de comunicación han dado cuenta de la decisión del gobierno nacional de llevar a cabo acciones de represalia por la información publicada por el periodista Horacio Verbitsky en Página 12 referida al blanqueo de capitales efectuado por allegados y familiares del presidente Mauricio Macri. Dichas informaciones, que citan fuentes oficiales, no fueron desmentidas.

Como periodistas, advertimos nuestra profunda preocupación ante el ataque a la libertad de expresión que implicaría una decisión de este tipo. Creemos que no deben existir represalias por difundir información y que todo sistema democrático debe garantizar la pluralidad.

Estamos convencidos de que las presiones para silenciar voces producen un daño irreparable para nuestra vida democrática.”

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*