El presidente de la @fape_fape incide en que los medios no deben ser "altavoces de los agresores"

Distintas asociaciones y profesionales de la información señalan que dar voz a los miembros de La Manada, condenados a nueva años de prisión por abusos sexuales, sería una “inmoralidad” y una “insensatez”

El presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha incidido en que los medios no deben ser “altavoces de los agresores” y sí “evitar a toda costa causar una segunda victimización de la afectada, agravando su sufrimiento”.

El responsable de la FAPE ha confiado en que “se imponga la sensatez” y “no se apueste por el morbo y el espectáculo que tanto daño están haciendo al periodismo”.

El código deontológico de la FAPE, ha declarado a EFE, “insta a los periodistas a actuar con ‘especial diligencia’ en los casos de delitos contra la libertad sexual, sobre todo en lo que atañe al respeto al derecho a la intimidad, el honor y la imagen de la víctima”.

De la misma opinión es la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Victoria Prego, quien -a título individual- ha declarado que sería “una inmoralidad” que los condenados aparecieran en televisiones “para buscar mayores audiencias”. Ahora bien, ha matizado que los cinco condenados por agredir a una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016, en libertad provisional desde el pasado viernes, “tienen derecho a expresar sus opiniones”.

Por su parte, desde la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), han subrayado que “la protección de las víctimas y el respeto a las obligaciones de no discriminación e igualdad debe ser el límite deontológico”.

Pese a que ninguna televisión ha anunciado que La Manada vaya a aparecer en sus programas y fuentes de Mediaset y Atresmedia han asegurado a EFE que no participarán en ellos, numerosos profesionales de la comunicación se han movilizado para exigir que ese escenario no se produzca.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*