El periodismo posverdad, por @aprensamadrid

Imagen tomada de Media-tics.com

Media-tics.com.-En el vital mundo de la información hay una nueva paradoja en marcha: la globalización y la democratización digital están produciendo una explosión de tribalismo emocional, con divisiones y derivas tóxicas muy peligrosas. El presidente de EE. UU., Barack Obama, dijo la semana pasada que cuando empieza a ser difícil distinguir “lo que es verdad y lo que no, y en particular en la era de los medios sociales…entonces tenemos problemas”.

“Tenemos un problema en la industria de la tecnología que tenemos que lidiar”, ha dicho el experto en inversiones tecnológicas John Borthwick. “Algo ha empezado a ir absolutamente mal en algunas plataformas y redes sociales que son fundamentales para nuestra democracia”.

En la traumática elección de Donald Trump como presidente de los EE. UU., se han producido una serie de fenómenos que han socavado la confianza en las plataformas de las principales redes sociales, en los buscadores y también en los medios de comunicación establecidos. Trump se ha beneficiado enormemente de la circulación de noticias falsas y del histrionismo perfectamente orquestado del personaje. Un análisis realizado por BuzzFeed llegó a la conclusión de que, de las 20 principales noticias falsas que alcanzaron mayor audiencia en Facebook en los últimos tres meses de campaña, todas menos tres eran pro-Trump o anti-Clinton. Twitter colaboró grandemente en esta deriva aberrante. Una quinta parte de todos los tuits acerca de la elección fueron generados por cuentas que producen grandes volúmenes de mensajes, en su mayor parte robots en lugar de usuarios reales.

Leer la información completa en Media-tics.com.

Reproducción autorizada por Media-tics.com

Lea más en la web de la APM>>

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*