El periodismo peruano tiene otro mártir, por @jestremadoyroa

20140628-1_arequipeno.jpg

Luis Eduardo Podetá Núñez, veterano y conocido periodista sureño, informó hoy en su sitio web la lamentable noticia de la muerte de un joven camarógrafo arequipeño, como consecuencia de las quemaduras que sufrió al cubrir la explosión de un camión cisterna. Se trata, indudablemente, de un suceso que debe enlutar a todos los periodistas del país y que confirma que el periodismo es una de las profesiones más peligrosas.

Aquí la información dada por el colega Podestá Núñez:

 

El joven camarógrafo Carlos Juárez Quira (24 años), que resultara con graves quemaduras a causa de la explosión de un camión cisterna, el lunes 23, murió hoy y se convirtió en un nuevo mártir del periodismo peruano. Tenía quemaduras de tercer grado en el 84% de su cuerpo.

Juárez, quien también era brigadista de la Cruz Roja de Arequipa acudió la mañana del lunes 23 de junio, a un llamado de urgencia cuando alrededor de las 10 de la mañana, en el kilómetro 4.5 de la variante de Uchumayo, carretera de ingreso a la Cudad Blanca, un camión cisterna de la empresa Benetton Transportes E.I.R.L. acusaba una fuga de gas licuado de petróleo.

El camión estaba cargado con 9.000 galones de gas y tenía defectos en las válvulas de seguridad debido a una mala maniobra de su operador.

Enterados del incidente, Carlos y su compañera de trabajo en TV UNSA, la emisora informativa de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, Mitzu Alvarado Soto, que habían cubierto un accidente de tránsito en las cercanías del lugar, siguieron a los bomberos a bordo del vehículo del canal.

Carlos y Mitzu descendieron de vehículo para tener mejor acceso a la información y siguieron a los bomberos para iniciar la grabación, pero unos segundos más tarde, se produjo una enorme explosión que los alcanzó y junto a ellos a algunos bomberos y unos obreros que trabajaban en las cercanías. Como consecuencia de la explosión quedaron 15 heridos de gravedad.

Los reporteros no tenían trajes de seguridad que sí protegían a los bomberos, por lo que resultaron con graves quemaduras.

A pesar de todos los cuidados a que fue sometido, el camarógrafo Carlos Juárez falleció a causa de un paro cardíaco respiratorio a las 7.30 del sábado, mientras su colega Mitzu Alvarado sigue en la Unidad de Quemados del hospital Honorio Delgado.

Carlos Juárez Quira se ha convertido así, en una nueva víctima de la búsqueda de la noticia y un mártir del cumplimiento de su misión.

(Publicado en http://www.podestaprensa.com/2014/06/el-periodismo-tiene-otro-martir.html)

 

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*