El periodismo al servicio de los ricos, por @FeSPeriodistas

La investigadora Barbara Ehrenreich, autora de “Por cuatro duros…” , dice que los medios no se comprometen con la investigación y con el periodismo, “porque su audiencia son los ricos.”

 

La editorial Capitán Swing acaba de reeditar la obra “Por cuatro duros. Como (no) apañárselas en Estados Unidos”, de Barbara Ehrenreich y editada por primera vez en 2001 y que alcanzo un enorme éxito.

Se trata de un trabajo de investigación social y periodística realizada por la autora que durante largos meses se dedicó a realizar trabajos poco remunerados, como parte de un trabajo de investigación sobre las condiciones laborales de las clases pobres de Estados Unidos. Ehrenreich se empleó durante el tiempo de la investigación como mujer de limpieza, auxiliar de enfermería y camarera de hotel, entre otros, en los estados de Florida, Maine y Minessota.

Su obra conmovió a gran parte de la población de su país; aunque fue señalado por los medios próximos al Tea Party como el “típico desvarío marxista”.

Con motivo de la reedición de su obra Barbara Ehrenreich fue entrevistado y en ella remarcó que los trabajadores pobres son “los grandes filántropos de la sociedad norteamericana. Descuidan a sus hijos para que los hijos de otros estén bien cuidados, viven en alojamientos por debajo de la habitabilidad para que otras casas estén relucientes y perfectas. Pasan privaciones para que la inflación se mantenga baja y el precio de las acciones alto (…) Ser miembro de la clase trabajadora pobre es ser un donante anónimo, un benefactor de nombre desconocido para todos los demás”.

También se refirió al escaso interés que los medios de comunicación muestran por las necesidades de los trabajadores o por las reivindicaciones sociales; “ya no están comprometidos con la investigación y con el periodismo, porque su audiencia son los ricos. Escriben para ellos, y a ellos no les interesan esas cosas”, dijo.

Ehrenreich apuesta por el periodismo de inmersión y está convencida de que “el buen periodismo a menudo está relacionado con las dificultades económicas” y señala que para llevar a cabo esa tarea informativa hace falta dinero “y hoy nadie parece querer pagar por el periodismo”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*