El pasado (y presente) televisivo de las estrellas de los Oscars, por @MartaLobera

Decía el crítico Carlos Boyero hace unas semanas que a partir de ahora no iba a perderle la pista a la actriz Olivia Colman, que hasta entonces era una desconocida para él. Desde luego este ha sido su año, se ha coronado como la nueva reina del cine por su grandioso trabajo en La Favorita, que le ha valido su primer Oscar como Mejor Actriz. Olivia Colman es una de las actrices del momento, para muchos como Boyero una cara nueva, pero a otros ya nos resulta más que familiar, porque hace tiempo que nos conquistó en televisión. Y no es la única, porque desde hace mucho tiempo la línea entre el actor de cine y el actor de televisión parece que ha desaparecido y las grandes estrellas de la industria pasan de la pantalla grande a la pequeña y viceversa sin pensárselo.

De hecho, varios de los nominados seguro que os suenan más por proyectos televisivos que cinematográficos. Algunos no sabes dónde los has visto exactamente, otros se han ganado ya el reconocimiento más alto de la televisión…en cualquier caso, lo positivo es que desde hace ya unos cuantos años ser actor de series ya no es visto como algo inferior al cine. Por eso ya es muy habitual que pase algo así, pero este año no deja de ser curioso que los cuatro actores que se han llevado el ansiado Oscar sean casi más conocidos por sus incursiones en la televisión que en el cine.

Rami Malek y su salto a la fama de la mano de Mr. Robot

Es indudable que la serie de Sam Esmail (que hace unos meses estrenaba Homecoming) fue la catapulta a la fama del actor de origen egipcio que ahora se ha ganado el corazón de medio mundo por su interpretación de Freddie Mercury. Mr. Robot tiene como protagonista a Elliot un hacker informático que se ve envuelto en un grupo que tiene como objetivo acabar con una de las corporaciones más importantes del mundo. Conspiraciones, drama, misterio, esta serie lo tiene todo. Yo reconozco que para mi gusto es demasiado enrevesada en algunas ocasiones y tengo pendiente ponerme al día con ella. Pero sin duda, Malek hace un gran trabajo encarnando al protagonista, que tiene también bastantes problemas de depresión y ansiedad social. El otro gran punto a favor de la serie es ese tono de thriller de los 90, que no te permite despegarte de la pantalla.

Rami Malek Mr. Robot
Rami Malek en Mr. Robot © Imagen: USA Network

Olivia Colman, reina de la televisión británica

Este titular puede parecer un poco exagerado, pero la intérprete va a ser literalmente la reina de Inglaterra y no la de La Favorita, sino Isabel II en la esperadísima tercera temporada de The Crown. La expectación es máxima después de que se haya llevado el Oscar y, por ahora el secretismo también. Tan solo hay una foto publicada de ella caracterizada como la monarca y ni siquiera hay un trailer, ni una fecha de estreno concreta. Solo se sabe que seguramente sea este año en algún momento.

En cualquier caso no es este el único trabajo memorable de la actriz en la pequeña pantalla. Colman lleva años en televisión, con papeles de mayor o menor importancia en series como Peep Show, Skins o, recientemente en Fleabag, donde su personaje no es de los principales, pero tiene momentos brillantes junto a Phoebe Waller Bridge. Pero sin duda, el papel con el que hizo que nos enamoráramos profundamente de ella fue el de la agente Miller (Millah para su compañero David Tennant) en la maravillosa Broadchurch, un drama policial de esos que tanto me gustan y que fue todo un fenómeno de audiencia en Reino Unido. Allí Colman demostró su capacidad para dar profundidad y un sin fin de matices a su personaje. Fue ese papel el que supuso un punto de inflexión en su carrera.

Olivia Colman David Tennant Broadchurch
Olivia Colman y David Tennant en Broadchurch © Imagen: ITV

Después llegó El infiltrado (serie que he de reconocer que a mí no me enganchó ni un poco) en la que volvió a demostrar su talento y que le valió el Globo de Oro a la Mejor Actriz de reparto.

Mahershala Ali, uno de los grandes aciertos de True Detective

El caso de Mahershala Ali, que ha ganado su segundo Oscar gracias a Green Book, es un poco distinto. Su salto a la fama mundial llegó con su Oscar a Mejor Actor de reparto por Moonlight, una película que no era muy conocida hasta que llegó aquella ceremonia y la sonada confusión con La La Land. Este ha sido el punto de inflexión para el actor californiano, que este año además nos ha dejado una interpretación brillante en la tercera temporada de True Detective, poniéndose en la piel del detective Wayne Hays, una hombre atormentado por un caso sin resolver y al que vamos conociendo en tres décadas distintas. La capacidad de Ali para dar matices, gestos y hasta una voz un tanto distinta según la edad del personaje ha sido espectacular. Sin embargo, la serie de HBO no es, ni mucho menos, su primera incursión en la gran pantalla. Antes de su gran éxito en el cine, participó en series como Los 4400 o Crossing Jordan.

Mahershala Ali True Detective HBO
Mahershala Ali en True Detective © Imagen: HBO

Regina King, acumulando éxitos en la pantalla pequeña

El caso de Regina King es parecido al de Olivia Colman, llevamos años viéndola crecer en pantalla, regalándonos auténticas joyas interpretativas y ver como se convierte en una estrella más conocida gracias a su Oscar por la película El blues de Beale Street es maravilloso. Yo la descubrí en la grandiosa The Leftovers, donde ese cara a cara con la también genial Carrie Coon me dejó fascinada. Pero también dejó a los fans impresionados con su papel en American Crime, con el que fue nominada al Globo de Oro. Y la cosa no queda ahí, porque en breve estrenará la versión televisiva de Watchmen, así que nos queda Regina King para rato.

Regina King The Leftovers HBO
Regina King en The Leftovers © Imagen: HBO

Estos son los cuatro ganadores, pero lo mismo ha ocurrido con muchos de los nominados, entre ellos estaban Glenn Close, que protagonizó series como Damages o The Shield, Amy Adams a quien hace poco vimos en Heridas Abiertas, Emma Stone con Maniac, o Melissa McCarthy que lleva deleitándonos en televisión muchos años, con series como Mike y Molly o Las Chicas Gilmore. También Adam Driver se dio a conocer de la mano de Lena Dunham en la serie Girls. Incluso otra de las triunfadoras, Lady Gaga, dio su salto como actriz primero en televisión, concretamente en American Horror Story: Hotel. 

En definitiva, afortunadamente la industria de Hollywood ha comprendido que esa supuesta inferioridad de la televisión es una tontería y cada vez hay menos diferencias de estatus entre un actor de cine y otro de televisión ¿Y vosotros, conocíais la trayectoria de estos actores?

 

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*