El niño Mourinho, por @FutbolRH

 
G
Mourinho: "Hoy se podría haber perdido, pero luchando como animales, no como se perdió en Getafe o en Sevilla"
anar in extremis un partido que estaba
perdido en el 87 devuelve todo crédito perdido en el peor de los arranques de
temporada de su carrera
, eso es lo que vino a decir el bueno de José Mourinho
en rueda de prensa después del partido contra el City. Le dio tiempo,
incluso,  de compadecer con sorna a la
prensa por tener que borrar sus titulares en el último momento cuando se
relamían ante una nueva e inminente derrota del equipo blanco, la misma prensa
a la que, unos días antes,  regalaba
frases lapidarias, acusadoras y gratuitas esta vez contra sus propios
jugadores, reprochando su falta de actitud y lamentándose de que no tenía
equipo al que entrenar.
 
No sé a ustedes, pero este comportamiento no
me parece el de un entrenador que ha ganado todo lo que ha ganado y que se
autoproclama “The Only One”, de estas maneras, tanto yo como ustedes, son
testigos en cualquier situación cotidiana en la panadería de su barrio, cuando
ese chavalín se agarra a las faldas de su madre reclamando atención cuando esta
conversa a lo suyo con la del quintocé,
o en el posterior pataleo porque no le han comprado la piruleta de turno.
También lo veo en esos adolescentes que miran perdonando vidas creyéndose que
han vivido más que uno y echándole la culpa de sus “desgracias” al Universo
entero, a cualquiera que no sea uno mismo.
 
Conste en acta que soy merengue de cuna, por
lo que esto no es una oda barata al antimadridismo, cierto es que está escrito
desde el foco más intenso de la subjetividad, foco donde la camiseta blanca
está por encima de todo
y de todos, donde no hay espacio para egos, pataletas,
niñerías o acusaciones públicas. Anhelo el día en el que Jose Mourinho salga a
rueda de prensa tras una derrota y hable de fútbol en el sentido más estricto
de la palabra, de fallos a corregir o jugadas plausibles. Basta de teatros,
árbitros, horarios, ausencia de espíritu 
o alineaciones planetarias orquestadas en contra de su bienestar y el de
los suyos. ¿De verdad son estos shows necesarios para sacarle el máximo partido
a semejante plantilla?
 
Por último (azote), Señor Mourinho, aunque le
parezca una locura, cuando su equipo gana también  puede ser cuestionado, simplemente, porque no
todo el mundo es tan resultadista como usted.
 
@Zeryiel7

.


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*