El lago del Bricial, la belleza de la efímero, por @javicasopress

Vista del lago del Bricial y de la cascada de la Meona, que aporta las aguas que bajan por el Resecu. FOTO: JAVIER G. CASO

El Bricial, la belleza de lo efímero

Las abundantes lluvías caídas permiten disfrutar del tercero de los Lagos de Covadonga

JAVIER G. CASO
Los Lagos de Covadonga son, por derecho propio, uno de los motores turísticos de Asturias, uno de los lugares más visitados de la región y auténtico estandarte del Parque Nacional de los Picos de Europa. El entorno del Enol y del Ercina recibió en 2011 640.317 visitantes. Casi nada. Muy cerca de ellos, y sólo en determinadas épocas del año, aparece el tercero de Los Lagos de Covadonga, el Bricial, una masa de agua tan bella como efímera, porque sólo es posible contemplarla en época de deshielo o tras unas abundantes lluvias como las que hemos padecido en los últimos meses. De esta forma la Vega del Bricial se torna lago y queda sumergida bajo las aguas que bajan de la zona del río Resecu. Como así sucede estos días. Según la Guía geológica del Parque Nacional de los Picos de Europa , editada por el Organismo Autónomo Parques Nacionales y coordinada por Elisa Villa Otero, las aguas que llegan al Bricial a través de la cascada dela Meona "se infiltran en el fondo de la cubeta pero, si el caudal supera la capacidad del sumidero, la vega se inunda, formándose en ellos una laguna de carácter efímero". Por su parte en el libro Lagos y lagunas de Asturias, escrito por Carmen Fernández Bernaldo de Quirós y Efrén García, y editado por la Caja de Ahorros de Asturias en 1987, se alude a una leyenda pastoril recogida en su día por el montañero José Ramón Lueje que "supone la existencia de un antiguo lago que ocupaba esta hondonada extensa, amplísima y perfectamente acabada". Además en esa misma publicación también se habla algo acerca del tiempo que puede durar este fenómeno y así mientras se recogen testimonios que afirman que el Bricial "suele retener las aguas hasta abril o mayo", otros también incluidos en esta monografía señalan que la retención de agua "no llega a una semana". Desde luego este año el fenómeno se ha mantenido durante bastante tiempo. Para disfrute de todos aquellos hemos tenido el placer de disfrutar con su contemplación. ¡Animense!.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*