El gasto militar de Estados Unidos triplica al de China, por @CarlosPenedoC

INFORME SIPRI SOBRE GASTO MILITAR MUNDIAL
Sube en Europa central y del norte -relacionado con la crisis de Ucrania- y en Oriente Próximo, mientras que en Europa occidental tiende a la baja, a pesar de las presiones en la OTAN. España, estable

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.
Rebeldes prorrusos en Ucrania retirando armamento pesado. | Reuters
El gasto militar mundial en 2014 fue de 1,8 billones de dólares, un 0,4% menos que en 2013, según las cifras hechas públicas este lunes por el think tank sueco Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI).
A pesar de que el gasto militar mundial bajó por tercer año consecutivo, se vio nivelado porque las reducciones de EE.UU. y de Europa occidental coincidieron, en gran medida, con incrementos de Asia y Oceanía, de Oriente Próximo, de Europa del este y de África.
"Mientras que el gasto militar mundial total no ha variado mayoritariamente, algunas regiones, como Oriente Próximo y gran parte de África, continúan viendo un rápido crecimiento que supone unas cargas cada vez más altas en muchas economías", afirma Sam Perlo-Freeman, jefe del proyecto de Gasto Militar del SIPRI. "Estos incrementos reflejan parcialmente situaciones de empeoramiento de la seguridad pero, en muchos casos, también son producto de la corrupción, de intereses creados y de gobiernos autocráticos".

Los 15 primeros

Las cifras absolutas ofrecen una imagen real de quién gasta más en asuntos militares, clasificación que la sobredosis de porcentajes y evolución anual en ocasiones oculta.
En este sentido, Estados Unidos lidera con gran diferencia sobre el resto y concentra 34% del gasto militar mundial, 610.000 millones de dólares que suponen el triple de China, segundo clasificado, y siete veces más que Rusia, el tercero. A su vez, los 15 primeros clasificados suman el 80% del gasto de todo el planeta.
De los 20 países con mayor carga militar sobre el PIB, 17 no son democracias
El gasto militar de EE.UU. cayó un 6,5% en 2014 como parte de las medidas en curso de reducción del déficit presupuestario; en total, este gasto ha caído un 20% desde su punto más alto en 2010, con las intervenciones militares en Afganistán e Irak aún vivas. De todas formas, el actual gasto militar de EE.UU. es todavía un 45% más alto que en 2001, justo antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre y "continúa en registros históricos", a niveles de la guerra fría, afirma el SIPRI.
Los tres siguientes países que más invierten en gasto militar —China, Rusia y Arabia Saudí— aumentaron sustancialmente su gasto. El gigante chino destinó 216.000 millones de dólares, con un crecimiento del 9,7%.
El incremento de Arabia Saudí, del 17%, fue el mayor de los 15 países que más invierten en esta partida en el mundo.La clasificación se completa a partir del cuarto puesto con Francia, Reino Unido, India (hasta aquí, por encima de los 50.000 millones de dólares), Alemania, Japón, Corea del Sur, Brasil, Italia, Australia, Emiratos Árabes y Turquía, que cierra el grupo con 22.000 millones de dólares.

El gasto militar de dispara sin democracia

El think tank sueco analiza con mayor detalle este año la relación entre gasto militar y régimen político de los países, con resultados reveladores.
El número de países que gastan más del 4% de su PIB en el ámbito militar ha pasado de 15 a 20 en 2014. "Sólo tres de estos países tienen un sistema de gobierno democrático que funcione", afirma el SIPRI, en referencia a Israel, Líbano y Namibia.
Casi la mitad de esta veintena de países se localiza en Oriente Próximo, y ahí aparecen Omán (cerca del 12% del PIB en gasto militar), Arabia Saudí (por encima del 10%) y alrededor del 5% Israel, Líbano, Iraq, Bahréin, Yemen y Siria. También figuran aquí países africanos como Sudán del Sur, Chad, Libia, Congo, Argelia y Angola.

España mantiene presupuesto en un entorno a la baja

La tendencia de Europa occidental es claramente a la baja, a pesar de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte pida a los países miembros que destinen un 2% de su PIB a gasto militar.
Los cinco países con mayor gasto militar de Europa occidental —Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y España—"han presupuestado más recortes, aunque mayoritariamente pequeños, para 2015". Para España en 2015 figura un mínimo crecimiento del 0,5%, que contrasta con el descenso francés (3,4%), alemán (0,5%), portugués o británico. Destaca en el grupo Italia, que ha reducido el gasto militar desde el inicio de la crisis en un 25% y un 5% este mismo año.
La OTAN presiona a sus miembros, sin éxito, para que incrementen el gasto
España aparece en los datos del SIPRI con un gasto militar en 2014 de 12.732 millones de dólares (que el Instituto traduce en 9.596 millones de euros). Las cifras que maneja el SIPRI son un 67% superiores al presupuesto inicial que presenta el Ministerio de Defensa español en el Congreso, muy distinto al realmente ejecutado por los créditos extraordinarios para pagar programas de armamento que el Gobierno ha aprobado en los últimos años a mitad de ejercicio. Asimismo tanto el Instituto sueco como la propia OTAN incluyen en el gasto militar partidas que no aparecen en el presupuesto de Defensa español, como el pago de pensiones o I+D de programas de armamento.
SIPRI resalta la "creciente presión de la OTAN sobre sus miembros" para que inviertan al menos el 2% de su economía en Defensa, mensaje reiterado en la última cumbre de septiembre en Gales, hasta ahora con poco éxito. Utilizando sólo en este caso datos de la propia OTAN, ese porcentaje sólo lo cumplirán este año Estonia, Grecia, Reino Unido y EEUU. Menciona SIPRI que el Gobierno de Canadá, que destina el 1% del PIB a gasto militar, porcentaje similar a España, ha argumentado que los contribuyentes no entenderían que se duplicara el gasto militar.

Ucrania asusta en los países bálticos y nórdicos

El conflicto en Ucrania está empujando a muchos países europeos cercanos a Rusia, en Europa central y en los países bálticos y nórdicos, a incrementar el gasto militar, a menudo haciendo que revisen sus planes previos, revirtiendo así la tendencia a la baja.
Ucrania aumentó el gasto por encima del 20% en 2014 y prevé incrementar más del doble su inversión en las fuerzas armadas en 2015. El informe señala que el elevado gasto en pensiones y personal de este país unido a la corrupción impedirán que buena parte del crecimiento del gasto alcance efectivamente a las tropas sobre el terreno.
Rusia también está presupuestando un incremento del gasto en 2015 pero, en realidad, ya lo tenía previsto antes del conflicto de Ucrania. De hecho, el presupuesto militar original de Rusia para 2015 se ha reducido un 5% debido a la disminución de los ingresos por la caída de precios de finales de 2014. Aún así, el presupuesto revisado representa un incremento significativo respecto al gasto de 2014, de 84.000 millones de dólares.
EEUU, China, Rusia, Arabia Saudí y Francia lideran el gasto militar mundial
"La crisis de Ucrania ha alterado fundamentalmente la situación de seguridad en Europa, pero, hasta ahora, el impacto en el gasto militar es más evidente en los países fronterizos con Rusia. En los demás, la austeridad se mantiene como principal conductora de las tendencias a la baja del gasto", afirma Perlo-Freeman.
En este contexto destaca el crecimiento de países como Polonia, con un ambicioso programa en marcha de modernización militar; y otros casos singulares como la propia Suecia, país no miembro de la OTAN que está estrechando relaciones con la Alianza y con vecinos como Finlandia, mientras orienta sus recursos militares hacia la defensa de su territorio, pasada a un segundo plano tras el fin de la guerra fría en favor de fuerzas proyectables y misiones de paz.

Los bajos precios del petróleo alteran el mapa

El gasto militar en África creció un 5,9 %. Los dos países con más gasto de África, Argelia y Angola, son los dos principales productores de petróleo, e incrementaron su gasto un 12% y un 6,7% respectivamente.
"No está claro qué impacto puede tener la fuerte caída del precio del petróleo de finales de 2014 en los grandes incrementos en el gasto militar que han hecho muchos países productores de Oriente Próximo, de zonas de África y de Asia y Rusia, entre otros", afirma el SIPRI. Mientras algunos productores, como Arabia Saudí, han acumulado grandes reservas financieras que les permitirán soportar precios más bajos durante algún tiempo, otros pueden resultar más afectados y, de hecho, Rusia ya ha recortado sus planes de gasto militar para 2015 como consecuencia de esto, señala.
En otras áreas geográficas destaca el crecimiento del gasto militar de Australia en el último año en un 6,7% mientras que Japón estabiliza su esfuerzo.
En América Latina, el gasto de Brasil cayó ligeramente debido a las dificultades económicas; también la crisis provocó que Venezuela tuviera la caída más grande del gasto militar de la región, un 34%. Mientras tanto, México incrementó su gasto un 11% debido a la guerra con los cárteles de la droga.

Sugerencias



Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*