El futuro de la tecnología está en la nube, por @EnriqueMarketer

Durante los últimos años, hemos vivido una época de auge de las aplicaciones de escritorio, con una gran descentralización de los servicios, teniendo cada persona toda su información almacenada en su propio ordenador personal, principalmente por motivos de seguridad y por no contar con la tecnología y mentalidad adecuadas.

Hoy día esto está cambiando, los servicios, aplicaciones web y almacenamiento están tendiendo a una centralización, un lugar llamado “la nube”. Evidentemente físicamente no es un lugar, sino muchos, pero a nivel virtual nos hacemos la idea de un solo lugar.

La tecnología actual nos permite poder acceder a todos los servicios con una comodidad inimaginable hace unos años. Vamos a analizar por qué:

Por ejemplo, cada vez necesitamos menos aplicaciones instaladas en nuestro terminal personal, lo cual nos ahorra tiempo de instalaciones y espacio de disco físico.

Además no solo nos estamos olvidando de la instalación de aplicaciones, sino que también actualizaciones de software, mantenimiento… Empresas como aquellas que desarrollan software de antivirus, han decidido dar sus actualizaciones desde la nube, los cual supone el ahorro de distribución del formato disco.

En cuanto almacenamiento, la nube supone una gran comodidad, debido a la capacidad para acceder a la información almacenada en la nube desde cualquier dispositivo, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Además puedes transferir cómodamente tus ficheros desde varios servidores alojados en la nube, para asi tener un mayor control de todos tus ficheros a través de gestores de contenido.

Las copias de seguridad automáticas son un claro ejemplo de comodida y sencillez dentro de lo que consideramos un servicio en la nube, ya que puedes tener guardados de forma segura todos los datos de tus dispositivos preparados para ello, de forma que si tiene un fallo el sistema, puedas recuperar siempre toda la información para restaurar tu dispositivo. Las copias de seguridad se hacen de forma automática en la nube si así lo tienes configurado.

Pero también tiene algunos problemas asociados. Como por ejemplo, el hecho de que la interrupción del servicio puede dejarte sin éste sin que el problema sea tuyo. Además, los ataques a los servidores que concentran la información puede dar lugar a una fuga de información personal, algo que a día de hoy es realmente complicado ya que este tipo de servicios tienen una gran seguridad que permite confiar en ellos. Además para evitar problemas con datos importantes, es mejor no subir a la nube información muy relevante.

Marketing en Internet

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*