El diario "España"de Tánger y la Segunda Guerra Mundial, por @AgenciaFebus (J. M. Menéndez)

Durante la investigación de mi libro la epopeya del “Chato” tuve el honor y la estima de poder entrevistar a cuatro  supervivientes de la redacción del prestigioso Diario España de Tánger, referente obligado en la historia del periodismo Español: Fernando Peralta, regente del rotativo de 1938 a 1971; Renato Piñero, reportero de deportes; Manuel Cruz, redactor de local y último director del rotativo; y Antonio Colón, redactor de cultura, cine y tauromaquia. 
Todos me recibieron con una cortesía y una hospitalidad digna de encomiar. Y a todos les quiero expresar públicamente mi más sincera gratitud. 
Este proceso de investigación sobre dicho periódico ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Por ese motivo, me veo en la obligación de profundizar algo más en lo escrito ya sobre el mencionado periódico en mi libro, y contarles, con mayor precisión, y en varias entregas, como fue el origen, desarrollo y cierre del rotativo más importante del franquismo.
A. Febus (J. M. Menéndez), participando en el programa de libros "Las Noches Blancas" donde habló de diario España Tánger, La epopeya del "Chato" y Crónica general de la guerra civil, entre otros libros. Foto Agencia Febus. 
Durante la época de la 2ª Guerra Mundial el Diario España e Tánger se convirtió en uno de los más vendidos en todo el territorio nacional. Llegó a tener una tirada cercana a los 49900 ejemplares, algo impensable en aquellos años de penuria, represión, campos de concentración, cárceles, sacas y hambruna.  Incluso, según nos contó Fernando Peralta, regente del mismo, se llegó a multiplicar por cinco su precio en la península.
Este éxito fue debido a la información que daba el rotativo sobre los aliados, es decir, los enemigos de Franco y el Eje. Esos aliados eran los auténticos valedores de la democracia y la libertad, luchando contra el fascismo y el nazismo. 
Este hecho de informar de la contienda mundial se hacía de forma muy peculiar e ingeniosa, en una misma página, se presentaban dos columnas, separadas por un renglón, una, titulada: La guerra según El Eje, y la otra: La guerra según los aliados.

Ejemplar del diaro España de Tánger, informando de la 2ª Guerra Mundial. Foto digitalizada por Agencia Febus.
Como bien indicó, no hace mucho, el pintor y escritor nonagenario Antonio Granados Valdés, superviviente de la tertulia del Diario España, en esa información mostrada en el apartado de los aliados se percibía un tinte no franquista bastante evidente. Este fue, sin duda, uno de los factores fundamentales del éxito del diario España para vender tantos ejemplares.
Así pues, una vez finalizada la 2ªGuerra Mundial y sabiendo que la mencionada línea informativa, dando información de los aliados, era la causa principal del éxito del heraldo, Gregorio Corrochano, director del diario España,  se encontró con una nueva tesitura: ¿Cómo mantener el mismo índice de ventas, ahora que la contienda había finalizado?

Gregorio Corrochano y su mujer, García Valiño, de pie, Alto Comisario de España en Tánger, en los 50,  y detrás varios trabajadores del diario España, entre ellos, Fernando Peralta, Antonio Colón o José Cuello. Foto gentileza de Antonio Colón, digitalizada por Agencia Febus.
La clave fue seguir con esa línea no franquista, buscando nuevos talentos más “republicanos” que unidos a los que ya colaboraban en el diario como Enrique Bejarano, Francisco Casares, Julio San Martín Perea y Santiago Montoto, hicieran del rotativo un referente donde seguir encontrando artículos y articulistas vinculados al régimen, o sea al Movimiento, y también, artículos y articulistas vinculados, de alguna manera, a los valores democráticos de la 2º República.
El mismo Corrochano se encargó de dicho menester, reclutando valiosos redactores e ilustradores republicanos, entre ellos: José Luis Moreno, preso político, redactor del diario El Sol*; Juan Manuel Vega Pico, preso político, redactor de Avance*; Juan Antonio Cabezas, preso político, redactor del diario El Sol; Jaime Menéndez “El Chato”, preso político, primer español redactor de The New York Times y redactor y director del diario El Sol*; Faustino Goico Aguirre,  preso político, escultor, dibujante y caricaturista, colaborador de Avance*; y Andrés Martínez de León, preso político, dibujante, colaborador del diario El Sol*, La Voz* y El Liberal*

Jaime Menénde "El Chato", Antonio Colón, y otros compañeros, visitando un barco de la armada. Foto gentileza de Antonio Colón, digitalizada por Agencia Febus.
Hay que mencionar que en esa línea no franquista también participó Fernando García Vela, que firmaba como Fenando Vela, que aunque no había sido preso político, y venía colaborando en el diario  desde sus inicios, era un republicano convencido.
Principalmente, gracias a la labor de los redactores republicanos esa línea no franquista se convirtió en una línea antifranquista, con críticas directas o indirectas al régimen, sin duda, el máximo puntal fue Jaime Menéndez "El Chato" que llegó a ser subdirector del rotativo.
Por este motivo, se puede decir que el diario España de Tánger, y muy particularmente, debido al trabajo de Jaime Menéndez "El Chato", es el origen de la Transición Periodística, es decir, el origen de la lucha antifranquista en la prensa española.
La prestigiosa redacción del diario España: Cantarero del Castillo, García Pastor, Cuetos, Cohen, Pereda, Moreno, Grajales, Rodríguez, Menéndez, Peralta, Colón, etc  . Foto gentileza de Antonio Colón, digitalizada por Agencia Febus.
Así mismo, la inclusión de gran cantidad de información deportiva, con reporteros de la talla de Patricio de Pereda o Renato Piñero, y de temas de actualidad y cultura, donde destacaron Luis Grajales, represaliado del franquismo y autor teatral,, Antonio Colón, estudiante de la Institución Libre de Enseñanza, Aladino Cuetos, preso político, capitán del Ejército Republicano y director de Radio Tánger Internacional, Manuel Cantarero del Castillo, José Luis Rodríguez y Samuel Cohen, complementó la gran calidad periodística del heraldo tangerino.
Con el tiempo se incorporaron plumas de la talla de Andrés Revesz, Josep Plá Cárceles, Juan Bellveser, Enrique Sánchez Pedrote, Gerardo Diego, André Maurois, Beltrand Russel o José María Cossio. 
Pero es justo decir que, aunque el diario España tuvo una nómina extensa de colaboradores, sus principales puntales, en aquella época, fueron Fernando García Vela, Antonio Colón y Jaime Menéndez "El Chato" que, bajo diferentes pseudónimos, aportaban, cada uno, más de media docena de artículos en cada ejemplar.
Por lo tanto, gracias al trabajo de todos, el Diario España, con sus dos vertientes: la franquista y la antifranquista, fue uno de los referentes de mayor peso profesional e intelectual del panorama periodístico español, demostrando, además, una tolerancia y un compañerismo entre todos sus colaboradores digno de encomio, pese a tener ideas diferentes y, en algunos casos, habiendo sido enemigos en la Guerra Civil Española.

*Periódicos editados durante la 2ª República.

Para ilustrar este artículo les invitamos a ver este extracto del documental "Crónicas" de RTVE:

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*