El derecho ciudadano a rectificar la mentira, por @FeSPeriodistas

Una propuesta dirigida a proteger al ciudadano frente al abrumador poder de los medios y obligarlos a cumplir la ley ante los frecuentes desmanes informativos.

El magistrado Miguel Pasquau Liaño en una colaboración para el portal “contexto y acción – ctxt.es” propone sistemas para hacer realmente efectivo el derecho a réplica y rectificación de las noticias que pueden afectar a los ciudadanos.

El autor señala que “Una utilización decidida de este instrumento jurídico más bien olvidado podría proteger en cierto modo al ciudadano frente al abrumador poder de los medios y también podría servir de contrapeso a cierta tendencia a simplificar informaciones para destacar lo que más interesa al periodista. En la realidad, sin embargo, el ciudadano que se ve “nombrado” y afectado por una noticia, tiende a poner un paraguas y suele recibir de su entorno el consejo de que lo deje, porque mucho mejor que remover la basura es dejarla ahí para que los camiones se la lleven a los estercoleros del olvido.

A ello contribuyen, además, dos factores: el primero, que por lo general los medios no cumplen la ley, y en vez de incluir la versión del ciudadano tal cual, suelen preferir aludirla con un tratamiento mucho menos destacado que la noticia inicial, y en ocasiones utilizarla para redoblar el agravio con ensañamiento; el segundo, que el derecho de rectificación, tal y como está regulado por aquella Ley de 1984, ha quedado bien obsoleto y anacrónico.”

Ante esto propone que “En el debate que inevitablemente va a proponerse y abordarse en España sobre el funcionamiento de unos medios de comunicación demasiado condicionados por la estructura financiera que los sustenta, creo que debe incluirse esta pieza modesta del derecho de rectificación, que es una suerte de “gravamen” sobre los medios.

No he leído reivindicaciones ni propuestas en este sentido, quizás porque existe cierta desconfianza en su eficacia. Pero entiendo que, junto a otras medidas que sí se van lanzando (pluralismo en la propiedad de los medios, desgubernamentalización –no privatización-- de los públicos, etc.), una adaptación y modernización de este derecho puede ser muy útil.”

Concluye Pasquau Liaño que “Nada de lo dicho se aproxima a la censura. De lo que se trata no es de callar la boca a nadie, ni de disciplinar los usos informativos: se trata más bien de actualizar y reforzar un medio necesario de otorgar poder informativo a particulares y entidades sobre su propia esfera de realidad, cuando ésta se vea interferida o afectada por informaciones perjudiciales.”

Miguel Pasquau Liaño (Úbeda, 1959) es magistrado, profesor de Derecho y novelista. Jurista de oficio y escritor por afición, ha firmado más de un centenar de artículos de prensa y es autor del blog "Es peligroso asomarse", (www.migueldeesponera.blogspot.com).

El artículo: http://ctxt.es/es/20160615/Firmas/6650/Constituci%C3%B3n-Derecho-de-rectificaci%C3%B3n-Libertad-de-expresi%C3%B3n.htm

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*