El Bayer no se lleva a Guardiola: un cobarde Guardiola se lleva al Bayern, por @pablombelena

GuardiolaNo son palabras mayores. Si digo que Pep Guardiola ha sido cobarde es porque ha elegido la opción fácil. Elegir al Bayern de Múnich es como haber querido entrenar al Madrid en los años 1960. En un contexto de hegemonía económica alemana, el Bayern garantiza a Pep fichajes de calidad, tranquilidad institucional, dinero a espuertas y títulos seguros. 'La Vanguardia' titulaba la noticia del fichaje de Pep por el club bávaro así: "El Bayer se lleva a Guardiola". No: un cobarde Guardiola se lleva al Bayern.

Es cobarde porque lo valiente hubiera sido elegir un gran reto. Coger, por ejemplo, un AC Milan y devolverle la gloria de los años 1990. O a la Juventus, para que regresara a sus grandes momentos previos al escándalo de la compra de partidos. En el caso de la Liga inglesa, todos creyeron que sería su destino. Pero Guardiola es listo: sabe que su mito de hombre victorioso y hombre récord se rompería fácilmente, porque la Premier no garantiza hoy en día que un equipo ocupe la corona mucho tiempo. Hay mucha alternancia entre ManU, City, Chelsea...

Pero Pep sabía que si quería dedicarse a esto toda su vida -o gran parte de ella- tenía que abandonar su año sabático para demostrar que lo suyo no fue casualidad. Pep, entre las envidias y los elogios desmedidos, ha entrado en la leyenda estando tan sólo al frente de un equipo, donde ya lo tenía todo hecho. Era un niño mimado de la afición, un hombre querido por el club y tenía mano izquierda para ganarse a un vestuario heredero de sus glorias pasadas. Con el contexto de un Leo Messi convertido en leyenda, lo tuvo fácil para marcar época, ganar títulos sin límites y dejar un antes y un después.

Ahora, que tras su año de descanso tenía que demostrar que todo no era casualidad, elige la opción fácil. Es raro que se le vaya la liga y la copa germana. La Champions serán palabras mayores, pero competirá por ella. El criticado Mourinho hizo campeón a un Oporto modesto. Fue a Inglaterra y escogió el reto difícil de hacer campeón a un Chelsea adinerado pero fracasado. Fue a Italia e hizo lo propio con el Inter. Después, como es sabido, se atrevió con otro país más y se instaló en Madrid, donde ha hecho campeón de Copa y Liga al Real sin esperar ni un año, rozando la final de la Champions en sus dos temporadas en la entidad blanca.

No es por comparar. No se podría: Mou lleva una década demostrando que es un grande. Guardiola tiene que confirmar en otro club que puede llegar a serlo.

2 Comments

  1. No es por comparar, pero no haces otra cosa... Ya es triste tener que buscar argumentos tan rebuscados como ésos para quitarle el crédito a quien está unánimemente reconocido hoy mismo por el periodismo de toda Europa.
    No hay nada como que te den una tribunilla para que uno se explaye en sus argumentos más absurdos e infantiles

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*