El Atleti llega a Bucarest, por Raquel Tejero (@raquel_519)

Después de las sorpresas en el Camp Nou y  Bernabéu, el Atleti temía correr la misma suerte. Un Valencia fuerte y tercero de la Liga le esperaba en casa, rodeado de sus aficionados y unas ansias de gol difíciles de afrontar.

El partido empezó bien para los del Cholo, con siete minutos en los que el Atleti jugaba y prometía, pero comenzó a perder balón y el juego no salía de su área. El Valencia asedió durante la primera parte, con un Canales más que enchufado, pero la habilidad del portero rojiblanco supo solventar todas las llegadas y mantener la portería a cero.

El descanso llegó con un  0-0 que mantenía el sueño rojiblanco a flote. Emery y Simeone estaban desesperados, uno por falta de gol  y otro por miedo a que el Valencia diese la vuelta al resultado conseguido en el Calderón.

Segunda parte y un Atlético mucho más atento, hábil que permitió a los aficionados colchoneros calmarse un poco. Pero el Valencia continuó teniendo ocasiones, algunas realmente claras. El partido y el ambiente estaba ya más que caldeado.

En el minuto 60 el partido quedó sentenciado con un gol de Adrián López, que volvió a  levantar la admiración de muchos por su calidad y su particular forma de ser. Un jugador tranquilo, que piensa cada jugada para dar la mejor salida al balón.

Como momentos desafortunados queda recalcar la salida del campo de Canales, que cayó al suelo con lágrimas en los ojos y otra lesión que le hacía recordar los cinco meses que ha pasado de baja por una rotura del ligamento cruzado  anterior de su rodilla derecha, y el enfrentamiento entre Tiago, Soldado y Jordi Alba que provocó la tarjeta roja al centrocampista del Atleti.

Los jugadores y el entrenador salieron a celebrar con la afición el resultado, que rugía con fuerza desde las gradas durante todo el partido.

El Atlético tiene fijadas ya todas sus fuerzas en la final de Bucarest que se celebrará el 9 de mayo en un partido que le enfrenta al Athletic de Bilbao. Una final preciosa resultado de una competición, que este año especialmente, ha estado más que complicada.

Publicado por

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*