Ejemplaridad, por Gabriel Merino

http://amimeobligaron.blogspot.es/img/congo.jpg

Con los tiempos que corren y con la que está cayendo concretamente aquí y ahora, matar elefantes a 36.000 euros la pieza no es ejemplar. Especialmente siendo el presidente de honor de Adena España. E intentar justificar tu familia y los pegados -como ese imposible Don Álvaro- que cualquier niño de trece años ande trasteando con escopetas y se pegue tiros en el pie no es que no sea ejemplar: es que es vivir alejado de la realidad en la que viven quienes no están de Baqueira o Telluride a la moto de agua o a tomar el sol en pelotas en el yate fondeado en Cabrera.

 

Esposa, si tu marido se rompe una cadera en un viaje de placer y no estás a esperarle cuando vuelve no es que no sea ejemplar: es que dice bastante de cómo os lleváis en casa. Que, por otra parte, supongo que es -exclusivamente-cosa vuestra. Pero no lo es que todas estas cosas se conozcan por accidente más que por transparencia y resulte que mientras uno estaba cazando entre semana, la otra estaba de semana santa ortodoxa cuando vuestro sueldo y vuestras dietas salen de vuestros bolsillos. Supongo. Porque no tenéis sponsors privados aún, ¿no?.

 

Si Rajoy este mes o Zapatero aquel mes de navidad en que diste el discurso de la ejemplaridad –sin nombrar a tu yerno el negociante- se hubieran ido a cazar perdices, gamusinos, jirafas, osos pardos o pingüinos sin dar cuentas y sin saber con qué dinero o en qué compañías, hubiera sonado no sólo feo sino poco ejemplar y, evidentemente, nada transparente. Pero ellos dos -¡que vaya dos inútiles!- se someten a votación cada cuatro años y si lo hacen mal o creemos que puede haber otro que lo haga menos mal, pues les echamos. Y a tí no.

 

Si no te hubieras dado esa leche tonta a las cinco de la madrugada -¡de dónde vendrías a esas horas, a tus 75 años!-  no nos habríamos enterado ni de que andabas haciendo el zascandil en África. Aquí paz y después gloria, incluso a 14 de abril. Pensaríamos que andabas despachando con Rajoy para ver si doblegabámos a la prima o haciendo relación diplomática con la Kirchner para que no se quedara YPF. Que, al parecer, es tu trabajo. Pero te hemos pillao como al que llega de curda a las tantas quitándose los zapatos para no despertar a nadie y tira el Lladró del salón y nos despierta a  todos. Ya era difícil justificar que ni hubieras ido a ver esta semana al nieto travieso, ¿no?.

 

Oigo a cortesanos, que los hay, decir que si a tus 75 años te apetece darte el gusto de irte de caza –tu familia caza y folla desde hace tiempo inmemorial- que por qué vamos a quitarte el gusto, ahora que ya no esquías y que no haces regatas. Pues mira, porque –aunque muchos seamos republicanos de convicción- eres por ley nuestro símbolo, como si fueras nuestro himno o nuestra bandera : y aquí, aunque no lo sepáis con esa ridícula bajada de sueldo que os han pegado, hay mucha gente que no es que no cace porque estéticamente les repugna, sino porque en el día a día las están pasando putas. Y no pueden estar a pensar en cuanto les saldría abatir un elefante en sus ratos libres.

 

Ejemplar, la verdad,si quieres que te lo diga, pues es que no es.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*