Dos tercios de las periodistas han sufrido acoso online, por @FeSPeriodistas

Una encuesta mundial de la FIP muestra el impacto masivo de los abusos en línea, que declaran haber sufrido el 64% de las periodistas encuestadas.

Según una nueva encuesta publicada hoy, casi dos tercios de las mujeres periodistas han sido objeto de abusos en línea. Antes del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas (25 de noviembre), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), a lal que pertenece la FeSP, ha publicado los resultados preliminares de su encuesta mundial sobre el acoso en línea a las mujeres periodistas.

Los hallazgos muestran que el 64% de las encuestadas ha sufrido abuso en línea. El acoso en línea toma diversas formas, entre ellas amenazas de muerte o violación, insultos, la devaluación del trabajo, comentarios sexistas, envío de imágenes obscenas y acoso cibernético. Entre quienes han sufrido acoso en línea, el 47% de las periodistas dijeron que no denunciaron el abuso y, cuando lo hicieron, fue principalmente ante la gerencia de los medios de comunicación (40%).

Otro resultado preocupante es que la mayoría de las encuestadas acosadas dijeron que estos ataques habían tenido efectos psicológicos como ansiedad o estrés (63%), mientras que el 38% admitió autocensura y el 8% perdió su trabajo.

La copresidenta del Consejo de Género de la FIP, Mindy Ran, dijo: "Esta encuesta destaca una de las formas de violencia de género (VBG) de más rápido crecimiento contra las periodistas, ya que las plataformas digitales fomentan la facilidad, la impunidad y el anonimato de la agresión: el bastión de los cobardes y acosador escondido a simple vista.

Esta encuesta, y la publicada el año pasado, también resalta la enorme desconexión entre la experiencia y la acción, la falta de mecanismos de apoyo, las leyes y la falta de implementación total de los tratados internacionales y las normas laborales que existen.

Está claro, estamos fallando en proteger a nuestras hermanas y la falta de reconocimiento del daño grave que puede causar la violencia en línea, tanto psicológica como en su siniestro impacto silenciador, debe abordarse en todos los niveles ahora".

El presidente de la FIP, Philippe Leruth, dijo: "Estos resultados muestran la gran necesidad de apoyo. Nos preocupa especialmente que muchas colegas hayan denunciado una forma de pasividad de otras colegas cuando se enfrentaron al abuso en línea. Como sindicato, nuestra función es apoyar a nuestras colegas. en esta lucha, asegúrándoles de que no estén solas y bríndándoles toda la ayuda y el cuidado que merecen".

La FIP está resaltando la necesidad de que las leyes se apliquen y se adapten al abuso en línea. En particular, señala la falta de reacción de la policía, añgo que debe ser abordado urgentemente por los gobiernos con directrices concretas sobre las respuestas necesarias.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*