Donde mejor canta un pájaro, por Javier Astasio




Tenía pensado titular esta entrada simplemente con un "Ya" o con algo parecido a "Baenenas ya está en la cárcel", pero, contemplando la viñeta del amigo Peridis, que me he permitido tomar prestada, he decidido que el título no podía ser otro que el de la fantástica novela del chileno afincado en Francia Alejandro Jodorowsky, "Donde mejor canta un pájaro".

Y dónde canta mejor. Depende. Y depende de si está en libertad o enjaulado, una circunstancia que también va a determinar el sentido de los trinos del pajarito. Porque, si el pájaro está en libertad o no la ha conocido nunca cantará de una manera, a veces dulce y complaciente, pero si está acostumbrado a los grandes espacios, las montañas y el lujo de los restaurantes, su canto puede volverse duro y peligroso.

El ingreso en prisión de Luis Bárcenas, el pájaro en cuestión, estaba escrito en el guión. No podía ser de otro modo, salvo que el juez y el fiscal pretendiesen reírse en nuestra cara y tanto uno como otro no parecen de esos. Era tal el cúmulo de pruebas que obran ya en poder del juez  y es tal la calidad de las mismas, que mirar para otro lado se hacía imposible. Y, por si fuera poco, la soberbias del que hasta hace nada llevaba las cuentas el PP y hasta hace menos cobraba, aunque fuese simulado y en diferido, y con la justicia tras de él, un sueldo del PP, le ha llevado a dar los pasos imprudentes que han puesto en manos del juez la llave para encerrarle, sin el posible consuelo de, como otros, pagar su libertad.

Está visto que prepotencia y torpeza son malas consejeras y, aunque tuviese motivos, Bárcenas se había vuelto prepotente en exceso. Tanto como torpe, porque no sé que le llevó a pensar que no iban a ser detectados los movimientos de sus cuentas o su viaje relámpago a Argentina, teniendo como tiene al juez y al fiscal detrás. No dejó de moverse y, al final, como el asaltante que pisa la ramita seca en el silencio de la noche, se ha delatado y ha atraído a la guardia sobre él.

Estoy seguro que si Luis Bárcenas lo ha hecho es porque, como muchos de sus compañeros de partido, ha tomado el Estado y a sus servidores como parte del patrimonio de su partido, de momento en el Gobierno, y ha pensado que tomándolo como rehén iba a salir indemne de ésta. Pero nada más lejos de la realidad, porque Bárcenas, como el general del poema de Brecht, olvidó que, pese a que sus máquinas de matar sean poderosas, necesitan hombres que las sepan manejar y que no todos los hombres tienen precio, pese a la que hasta ahora haya sido su experiencia.

El pájaro está desde anoche en la jaula y va a tener mucho tiempo para pensar en ello. Y no sé por qué me da que Bárcenas no es de la misma pasta que Vera o Barrionuevo y que no se va a resignar a ser el único en comer rancho los próximos años. El flamante recluso tiene mucho poder en sus manos. Tiene nada más y nada menos que las cuentas del PP de los últimos años. Unas cuentas que, por lo visto y publicado, son destacados dirigentes del partido, entre ellos -dicen- Rajoy.

Por eso, la entrada de Bárcenas en prisión y la conciencia de que, cuando las cosas empezaron a ponerse feas, llevó al notario material muy comprometedor tiene preocupados a sus ex compañeros de partido. Preocupados o aliviados, porque quienes no tienen nada que ver con aquellas cuentas tan turbias deben sentir alivio de que acabe por fin tanta media verdad y tanto disimulo. Creo que, como el niño que rompe un jarrón y lo recompone en un rincón, sentirán alivio cuando se descubra la fechoría.

Espero que el pájaro cante y cante bien, para que acabe de una vez la pesadilla de que, en este país, mientras la gente las pasa tan canutas, quienes toman decisiones que llevan a ello se llenan los bolsillos con dinero turbio que proviene del "impuesto revolucionario" que pagan algunos empresarios a cuenta de sobrecostes o favores. Bien está el pájaro en la jaula. Ahora, que cante mucho y bien.



Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*