'Django Reinhardt. Un Gitano En París' (Editorial Milenio, 2012), por @renacerelectric

 

«Siempre me ha intrigado su rareza, su desapego», declaraba en su día el multiinstrumentista Stéphane Grappelli recordando a su amigo Django. «Lo que es importante para la mayoría de la gente: dinero, confort, no tenía ninguna importancia para él. Su música, el contacto con la naturaleza parecían ser suficiente». Y es que Reinhardt era, sin lugar a dudas, un rara avis, un manouche amante de las tradiciones de su pueblo, de la vida en libertad, rodando en caravanas de uno a otro pueblo, de una a otra ciudad, del escuchar los ríos, del hacer música para el gozo de la fiesta entre familiares y amigos; y, al mismo tiempo, no perdía la pista a las novedades del jazz más internacional, a los ritmos que llegaban de Estados Unidos, al calor de un swing que él reinventó con su característico estilo.

En el campo de las biografías sobre grupos o solistas hay muchas propuestas y de muy distinto pelaje. Podemos hallar las que se ciñen a listar datos, uno bajo el siguiente, páginas tras páginas; también las hay documentadas y con análisis a discos y demás grabaciones; por último tendríamos que hablar de libros que van más allá de la mera compilación biográfica, trabajos concienzudos de investigación, de horas y horas echadas por su autor o autores discerniendo el fin último de la música a analizar, rebuscando en las raíces, creando enlaces, paralelismos, ampliando el espectro para ofrecer la visión general pero también clavando la aguja en el detalle que a cualquier otro se le podría pasar por alto. Juan P. Jiménez y Emilie Durand alcanzan en Django Reinhardt. Un Gitano En París una cota incluso superior.

Es este libro una biografía, cierto, pero también una historia; no solamente la narración de una vida que es considerada cual leyenda, pues de igual forma hay un retrato histórico de Europa que se mueve al mismo compás que los nómadas pasos del guitarrista. No es una novela, pero entretiene y engancha casi tanto como una; no es un libro de historia del siglo XX, pero en el mismo se tratan aspectos fundamentales de la misma. Django Reinhardt. Un Gitano En París es una edición de cuatrocientas cinco páginas a la que no le sobra ni le falta nada, una ardua labor en la que los mismos autores incluso analizan otras publicaciones de décadas pasadas en las que se hablase de Django y sus allegados –comparando las narraciones o anécdotas de estos o aquellos, esclareciendo los datos e informaciones que años atrás otros no pudieron exponer con total veracidad–. Una obra maestra.

por Sergio Guillén

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*