Despido represivo en Europa Press de una redactora en Murcia, por @FeSPeriodistas

FESP logo nuevo

El comité de empresa así lo considera, porque esa trabajadora había comunicado que en esa delegación se incumplen determinados artículos del convenio colectivo.

La agencia de noticias Europa Press ha despedido a una redactora de su delegación en Murcia, después de que esa trabajadora hubiera comunicado a la empresa que allí se incumplen determinados artículos del convenio colectivo. La empresa ha puesto como excusa "motivos disciplinarios", pero el comité de empresa -del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)- ha comprobado que esos supuestos motivos no existen, por lo que lo considera una represalia.

El comité ha pedido a la empresa que reconsidere su decisión, pero se ha negado a hacerlo. El comité ha expresado su "firme rechazo a este despido, que consideramos un despido nulo y que denunciamos como una represalia de Europa Press contra una trabajadora que había informado de que se incumplían determinados puntos del convenio en su delegación".

En un comunicado dirigido a la plantilla, el comité de Europa Press Noticias y los representantes de los trabajadores en otras empresas de ese grupo han indicado que la redactora despedida "no ha cometido ninguna irregularidad ni ha bajado en ningún momento su rendimiento laboral".

Entre otros incumplimientos, esa trabajadora había comunicado a la empresa que la delegación de la agencia en Murcia no les permiten disfrutar las vacaciones en septiembre, pese a que el convenio colectivo así lo establece, y que ella ha sido "castigada" sin poder trabajar ningún día festivo -con lo que no cobra el plus correspondiente- porque se ha acogido a su derecho legal a reducir la jornada.

La empresa se negó en un primer momento a concederle la reducción de jornada, en contra de lo que establece la legislación. Finalmente se la concedió, tras la intervención del comité, pero ella no pudo elegir el horario, como establece la ley, sino que se lo impuso la empresa.

La trabajadora recibió hoy una llamada telefónica desde la sede central de la empresa en Madrid, en la que le indicaron que no acudiera a la delegación porque está despedida. Acudió a la oficina de Correos a recoger un burofax que tiene fecha del viernes 22, día en que ella trabajó con toda normalidad en la agencia sin que le dijeran que estaba despedida.

No es la primera vez que la agencia Europa Press aplica prácticas antisindicales a sus trabajadores. En 2012, después de muchos años sin representación sindical de los trabajadores, esa empresa intentó evitar que el Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM-FeSP) convocara elecciones sindicales, despidió a siete personas que las promovieron y tuvo que indemnizarlas. Posteriormente, en otras ocasiones también ha rescindido contratos alegando causas económicas, pese a que las empresas de las personas despedidas tenían beneficios.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*